En 2 años se han atendido de manera altruista a 12 menores quemados

En cuestión de segundos, la vida de un menor puede cambiar drásticamente al caerle líquido hirviendo en alguna parte de su pequeño cuerpo, dejando secuelas que pueden dejar marca, en 2 años Fundación Shriners y que preside Andrés Andrade han apoyado a 12 menores de 10 años hacia debajo de muy escasos recursos y que han sufrido de severas quemaduras con los traslados a clínicas de los Estados Unidos para que sean atendidos con inmediatez, debido a que México no cuenta con los recursos hospitalarios para dar la atención requerida.

El presidente de esta asociación civil dijo que trabajan de la mano con Bomberos de Cabo San Lucas para brindar la atención a las familias que más lo necesitan, además de contribuir en las labores preventivas que desarrollan los rescatistas con el fin de evitar este tipo de accidentes y que en muchas ocasiones, se deben al descuido de los familiares del menor, destacando que es ahí donde se debe trabajar.

“Desafortunadamente estos accidentes se deben al desinterés de la sociedad, en educarse y aprender los mecanismos de prevención dentro del hogar, por eso pasan este tipo de accidentes”.

Recalcó que las lesiones que pueden tener los menores en su mayoría son quemaduras de segundo grado y profundas, por lo que la asociación civil busca los mecanismos ágiles para dar atención a los menores.

“Nosotros nos enteramos de los accidentes por Bomberos, debido a esa alianza que se tiene con ellos, ya que son los primeros respondientes y son quienes nos avisan de la situación, ya una vez que nos enteramos vamos ya sea IMSS u Hospital General o lo que sea, que estén atendiendo al niño, para tomar sus datos generales y de sus familiares”.

Detalló que se le toman fotografías reales y toda la información se manda a Estados Unidos para que el Hospital Shriners, analice y dé su visto bueno.

“Todo esto suena como un proceso largo pero en realidad, una vez que recibimos el llamado y tenemos la documentación por parte de la familia, de inmediato tenemos respuesta de Estados Unidos, es decir, en menos de una hora y media a dos horas”.

Concluyó que se han evacuado pequeños desde el momento en que reciben la llamada hasta que se sube a la ambulancia aérea en 5 horas ya está en el país vecinos, destacan que en caso de que el menor y los familiares no tengan visa se le consigue una médica además de buscarle cubrir el gasto del traslado y la estancia.

 

Los comentarios están cerrados.