20 personas desaparecidas tras deslizamiento de tierra

El sábado 3 de julio, aproximadamente a las 10:30 a.m., un fuerte torrente de barro se deslizó por las calles de Atami, ciudad ubicada al suroeste de Tokio.

Una de las personas que estaban en el lugar, dijo:

“Escuché un sonido horrible y vi un deslizamiento de tierra que fluía hacia abajo mientras los rescatistas instaban a la gente a evacuar. Así que corrí a un terreno más alto”.

Este deslizamiento de tierra dejó como saldo 20 personas desaparecidas, y más de 300 viviendas afectadas.

Yoshihide Suga, primer ministro nipón, convocó a una reunión de emergencia para responder a este desastre.

Por su parte, la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (TEPCO, por sus siglas en inglés) aseguró que son más de 2,800 hogares los que se quedaron sin electricidad.

Rupert Wingfield-Hayes de la BBC en Tokio asegura que estos deslizamientos no son inusuales pues Japón es un país montañoso y densamente poblado. Sin embargo, agrega, el cambio climático ha hecho que estos eventos sean más frecuentes y más destructivos.

Los comentarios están cerrados.