2022 ha sido un año histórico para los atletas paralímpicos sudcalifornianos

La excelencia y victorias que se han visto en los últimos años por parte de la Asociación Estatal de Deportistas con Parálisis Cerebral de Baja California Sur se ha dado por el esfuerzo impresionante de sus atletas pero si se tiene que señalar a un responsable de este gran éxito es nadie más y nadie menos que Jesús Montoya, quién en su cargo no ha hecho otra cosa más que procurar por sus chicos.

Después de todo lo que se ha vivido en este agitado 2022, era más que necesario tener una plática con Jesús Montoya y el primer tema abordado fue lo que vivieron “Chuyito”, “Kechu” y Rodrigo en el Ironman realizado en Monterrey, donde hicieron historia a nivel mundial pero el proceso no fue nada sencillo por una serie de situaciones.

“Fue un gran logro Ironman Monterrey, porque fuimos el primer equipo en parálisis cerebral del mundo, no nada más de México, sino del mundo, en hacer un Ironman en conjunto”.

“Llegar a Monterrey con el calor, 40 grados, sensación térmica de 47 grados, fue un poco complicado por el tema del golpe de calor. A Rodrigo le dio un golpecito de calor y por ahí tardo un poquito pero lo logró completar”.

Después pasamos al otro magnífico suceso deportivo que se vivió en París por parte de Rosita Castro Castro y del que salió como absoluta campeona, pero ya conociendo estos detalles, lo curiosos fue escuchar por parte del presidente, como fue que él vivió todo el momento desde la lejanía.

“Se me pone la piel chinita solo de acordarme, por qué estamos en un grupo en donde el entrenador, la familia de ella y lo vivimos muy de cerca siempre, ‘y Rosita ya tiro 32’, y ahí estamos, por qué a veces no podemos verlo o falla la transmisión o no encontramos la forma de verlo, entonces. nos estamos mensajeando con gente que está allá en el estadio”.

“La medalla de oro de Rosa Carolina fue por qué tuvo más consistencia en sus lanzamientos, ella siempre en los tiros 30,31, 32 y no le falló, entonces por eso obtuvo la medalla de oro y pues muy felices y muy contentos”.

Para Jesús Montoya, en los comienzos de un atleta paralímpico no es el talento o que tan bueno es dentro de su disciplina; hay algo más que es lo que hace llamar su atención y respecto a eso, nos contó una interesante anécdota de cuando conoció a Rosita y de qué hablaron.

“El entusiasmo. El entusiasmo de ellos cuando yo platico con ellos, yo como cuando conocí a Rosa Carolina hace casi 4 años, yo le dije y platiqué con ella y después de escucharla media hora, le dije; tu vas a llegar hasta donde tú quieras llegar, yo te voy apoyar, te voy a guiar, vamos a llegar juntos a esto y tu entusiasmo, tu dedicación lo vas a hacer”.

Para este año todavía quedan asuntos pendientes, pero para el presidente, lo bueno viene en el 2023 con las próximas competencias que vienen en Chile y de ahí, se sabrá cuantos de la asociación podrán entrar a los Juegos Paralímpicos en París 2024.

Fue una charla muy interesante, en la cual se pudo conocer un lado más humano de todo lo que sucede detrás y cómo se toman las decisiones con los atletas que tienen en disposición y es de reconocer la labor de Jesús Montoya, quien a pesar de que el proyecto no tiene demasiado tiempo en activo; se han sacado resultado fenomenales.

Los comentarios están cerrados.