Se pronuncian diputadas porque continúe el proceso de selección del Fiscal Anticorrupción

El diputado Christian Agúndez Gómez hizo una invitación a todos los sectores, dependencias gubernamentales, colegios de profesionistas, asociaciones civiles y particulares a participar con propuestas en la actualización de la Ley de Desarrollo Urbano Estatal y el Reglamento de Construcciones municipal.

En sesión ordinaria mediante un pronunciamiento hizo el exhorto público a fin de que todos los sectores se involucren y aporten con base en sus experiencias para posibles soluciones.

Indicó que el marco normativo que requiere de actualización incluye al Reglamento de Fraccionamientos del Estado, a la Ley de Comités de Caminos Vecinales, al Programa de Ordenamiento Ecológico Local, expedir o crear una Ley de Fiscalía de Desarrollo Urbano, entre otras.

Agúndez Gómez advirtió que está en riesgo el espacio público y su relación con el espacio edificado; teniendo un déficit aproximado del espacio público de un 20%, y lo que realmente necesitamos para aumentarlo. La Conectividad es esencial. La Movilidad asequible es necesaria para la libertad del peatón, y poder proteger también de manera adecuada el resto de modalidades.

Señaló la necesidad de que Baja California Sur cuente con un marco legal que regule inteligente y efectivamente el uso del suelo, espacio público y diseño de infraestructura y servicios.

“Con esto se pueden hacer una diferencia con un modelo pensado para que responda a las preocupaciones de los ciudadanos para suministrar mejores asentamientos”, afirmó.

Sostuvo que anticipar es más efectivo y económico que reaccionar a los problemas, por lo que la infraestructura de las ciudades debe irse actualizando proporcionalmente con el crecimiento poblacional, en vivienda, empleo, accesibilidad, movilidad y seguridad.

Destacó también la importancia de los espacios de infraestructura y servicios destinados  para personas discapacidad, para el peatón, del uso de los vehículos no motorizados, y adecuar las condiciones urbanas para el resto de las modalidades.

“Una buena planificación urbana asegura que una ciudad no caiga enferma y colapse. Una ciudad planeada es una ciudad bien preparada para la actualidad y para el futuro. Una correcta planeación contempla la localización y distribución de espacios para las diversas actividades económicas que hay en una ciudad favoreciendo la economía de sus habitantes”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.