A los empresarios

AMLO, en el Palacio Nacional

Claudio X. González, Abogado con doctorado en Derecho, Empresario con presencia Nacional, Activista, Impulsor de Fundaciones como Mexicanos contra la Corrupción y Fundación Televisa, y Cofundador del Sí por México, lanza un estremecedor llamado a los Empresarios mexicanos a través de un artículo que fue publicado en la edición del Reforma del día 21 de abril del presente año mismo que, por su impacto y relevancia, se transcribe a continuación de manera íntegra:

“Tras dos años y medio del actual gobierno, no cabe duda alguna de la animadversión del régimen hacia la democracia, las leyes, las instituciones y, muy marcadamente, hacia la iniciativa privada.

Tampoco cabe duda sobre su indiferencia hacia la educación, la salud y la seguridad de los mexicanos.

Tampoco sobre su voracidad por el poder, su desdén por la división de poderes, así como su ánimo autoritario.

También es evidente la intentona de estatización y nacionalización del sector energético en el que se derrochan billones de pesos de los mexicanos en empresas improductivas e inclusive quebradas.

Las consecuencias están a la vista: la democracia, la libertad y el Estado de derecho en vilo; destrucción institucional al por mayor; una caída histórica en el PIB; millones de mexicanos sumados a las filas de la pobreza y el desempleo; miles de empresas cerradas; récord de homicidios y feminicidios; más de 400,000 muertos por el Covid; dos ciclos escolares perdidos… y tantas otras calamidades.

¿Y qué decir de la creciente militarización?

¿Y qué de la polarización entre los mexicanos promovida de manera deliberada desde el poder?

¿Y qué de los montajes y manipulación que se practican en las “mañaneras”?

Con sus dichos -muchos de ellos mentira- y sus acciones -muchas de ellas ineptas-, el gobierno le ha dado la espalda a las mujeres, a los jóvenes, a los trabajadores, a los campesinos y especialmente a quienes decía, falsamente, proteger: A los más pobres.

Tenemos el peor gobierno en el peor momento.

El resultado es una crisis sin fin aparente y una regresión de décadas en lo económico, lo político y lo social.

¿Y qué ha hecho una parte del sector privado, en particular sus representantes cupulares, ante tanta destrucción y amenazas constantes? Callar. Callar e inclusive colaborar.

Es penoso atestiguar que las cúpulas empresariales, que tienen la responsabilidad de defender a la libre empresa, a la propiedad privada y al bien común, guarden un silencio cómplice ante lo que padecemos.

Es a través de la inversión que hacen los empresarios, nacionales y extranjeros, como se generan 9 de cada 10 empleos en el país. Desafortunadamente esa inversión no sólo no se está dando al nivel que requiere el país para crecer a su potencial, sino que está cayendo y seguirá cayendo aún más si no se logra cambiar el clima de incertidumbre jurídica que impera.

Los organismos cúpula tienen una gran responsabilidad en enfrentar este gran deterioro, que afecta a millones de nuestros compatriotas que buscan oportunidades de empleo y superación.

Empresarios de México: Sobre ustedes recae, en buena medida, la responsabilidad histórica -y la gran oportunidad- de contribuir a frenar la destrucción de Morena y de ayudar a perfilar un futuro distinto y más promisorio para nuestro país.

La mejor inversión que pueden hacer hoy en México es:

· Defender su democracia y la división de poderes y los contrapesos en que ésta se finca.

· Defender a las instituciones, que son la única avenida para el desarrollo sustentable.

· Defender la libertad de expresión y de asociación, sin las cuales no hay futuro que valga la pena.

· Defender la Constitución, las leyes y los órganos de justicia, que dan la certeza que se requiere para invertir, crear empleos y salir a la calle.

· Defender la educación y la salud de calidad para todos, como avenida de superación, de inclusión, de movilidad social y de igualdad.

· Defender a la libre empresa -comprometida socialmente- que genere empleo y bienestar para las familias mexicanas, así como los recursos para mantener a las instituciones y a los programas sociales.

Eso es lo que hubiera hecho Don Eugenio Garza Sada. Eso es lo que hubiera hecho Manuel Clouthier. Eso es lo que hubiera hecho Don Lorenzo Servitje. Eso es lo que hubiera hecho Don Andrés Marcelo Sada.

Mucho está en juego en las elecciones del ’21 y del ’24.

Ahí están Venezuela y Argentina, entre otros, como ejemplo de lo que sucede cuando los que más pueden -los que más privilegio y responsabilidad tienen en una sociedad- callan.

No queremos llorar mañana lo que no supimos defender hoy.

Por eso, ha llegado la hora de levantar la voz y de actuar.

No es fácil; da miedo. El gobierno abusivo se encarga de ello. Pero tenemos que vencer ese miedo.

No nos debe paralizar.

Comparte