A mitad del camino

PARA EL FIN

El tiempo se sigue midiendo como hace siglos; pero el mundo tiene prisa y la vida se ha acelerado.

Hoy, la esperanza de vida es mayor; podemos vivir más años, pero casi todo es desechable. Las mercancías o commodities evolucionan de un día para otro.

Las modas cambian muy rápido. Lo que hoy es útil, mañana es obsoleto y es sustituido por algo mejor o más práctico.

El torbellino del internet y de las tecnologías de la información y comunicación, sacude a los países y genera ansiedad en las sociedades.

Nosotros, en nuestras familias, también tenemos prisa porque no queremos rezagarnos. Nadie desea quedarse a la deriva o en la retaguardia de la modernidad. Menos aún, retroceder cuando todos avanzan.

Hoy es un buen momento para hacer una pausa, reflexionar y retomar el ritmo.

Vamos a la mitad de un Gobierno Federal de alternancia; nadie debe esperar que los resultados satisfagan a todos; pero no nos empantanemos.

Que México avance sin olvidar; que México acelere sin claudicar. Tengamos la confianza y la certeza de que el mañana también será obra de todos nosotros. Sin duda alguna.

¿Usted se siente satisfecho con lo que el Gobierno ha logrado a la mitad de su encargo?

Lo dejamos para el fin.

Los comentarios están cerrados.