A través de “Salvando Vidas” refuerza SSA de BCS la prevención de adicciones entre niños y adolescentes

  • El programa, aplicado a través de la Coordinación Estatal de Salud Mental y Adicciones, CESMA, permitió compartir el mensaje de prevención con alrededor de cinco mil alumnos de nivel básico

Evitar que las nuevas generaciones caigan en las adicciones es la mejor vía para reconstruir la tranquilidad de Baja California Sur, expresó el secretario de Salud en la entidad, Víctor George Flores al indicar que a través del programa “Salvando vidas”, que concluyó oficialmente este lunes, permitió desarrollar acciones preventivas en un total de 27 planteles educativos de nivel básico de la entidad, con un impacto estimado de atención a cinco mil alumnos.

El funcionario estatal dijo que mediante este programa, operado directamente por la Coordinación Estatal de Salud Mental y Adicciones, CESMA, se realizaron actividades de sensibilización con los alumnos de primarias y secundarias sobre las graves secuelas que genera para su salud física y emocional el consumo de sustancias adictivas, pero también se ofreció capacitación sobre el tema a mil 850 padres de familia.

George Flores subrayó que la tranquilidad del estado se recuperará en la medida que instituciones y sociedad sumen esfuerzos enfocados en prevenir el consumo de sustancias adictivas entre niños y adolescentes, de ahí que la Secretaría de Salud en BCS contribuya a esta causa con el desarrollo de programas como “Salvando vidas”, pero destacó la importancia de que las familias fortalezcan este trabajo desde el interior de los hogares.

Por su parte la coordinadora Estatal de Salud Mental y Adicciones, María Esthela Castro Terrazas comentó que las acciones de sensibilización desarrolladas por el programa “Salvando vidas” en 27 primarias y secundarias de la entidad retomaron los contenidos de la revista informativa “Todos contra el alcohol para una vida sana” de Editorial Fernández, que se enfocan en motivar a niños y adolescentes para que, ante las diferentes opciones que ofrece el entorno social, ellos elijan una vida sana y digna.

La estrategia “Salvando vidas”, que se llevó a cabo desde junio pasado y concluyó este marzo, tuvo como premisa evitar que niños y jóvenes experimenten con el consumo de alcohol y tabaco, que sirven de acceso para drogas más fuertes, con la convicción de que prevenir la drogadicción ayuda a limitar el número de nuevos consumidores que son la fuente de financiamiento para los traficantes, enfatizó Castro Terrazas.

Aunque este programa concluyó su aplicación formal, la Coordinación Estatal de Salud Mental y Adicciones mantiene acciones preventivas entre las nuevas generaciones como parte de su colaboración institucional con el sector educativo estatal y con instituciones públicas de los tres niveles de gobierno mediante estrategias como el alcoholímetro preventivo, programa de espacios libres de humo de tabaco, la clínica de ayuda para dejar de fumar, así como los servicios permanentes de los Centro de Atención Primaria en Adicciones, CAPA, puntualizó la maestre Esthela Castro Terrazas.

Los comentarios están cerrados.