A un año del encierro

De acuerdo con un reporte publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de un millón de micro, pequeños y medianos negocios cerraron en 2020 debido a la pandemia por el Covid-19.

De los 4.9 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos reportados por los Censos Económicos 2019, el Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) estimó que sobrevivieron 3.9 millones (79.2%) a 17 meses de concluido dicho censo. También se estima que en el mismo periodo cerraron definitivamente un millón 10 mil 857 establecimientos, que representan el 20.8%, y se crearon 619 mil 443, que representan 12.8% de la población de negocios del país.

Del 20.8% de establecimientos que cerraron, el 5.6% eran formales en 2018. Si vemos el estudio por sector de actividad económica, entonces se reporta que del total de establecimientos del ámbito informal que cerraron definitivamente, el 10% realizaba actividades de servicios privados no financieros, o sea los servicios de esparcimiento, culturales, deportivos, de alojamiento temporal, preparación de alimentos y bebidas, transportes, correos, almacenamiento o los educativos, y el 9.5% se dedicaba al Comercio.

La mayor proporción de cierre de establecimientos formales ocurrió en Quintana Roo con 28.9% y en Campeche con 24.9%. Las entidades con más cierres de  negocios informales fueron Baja California Sur (34%) y Quintana Roo (33.6%). Como es de esperar, el estudio encontró que la mayor disminución de personal se dio en abril y mayo de 2020, tanto en el ámbito formal como el informal.

Esta situación fue determinante en el incremento del desempleo durante el 2020. Las cifras del INEGI a finales del año pasado situaron la población que no estaba considerada como económicamente activa en unos 54.9 millones. De los 12 millones de personas que salieron de la Población Económicamente Activa (PEA) en abril, el peor momento de la crisis, se lograron reintegrar unos 9.5 millones de personas al final del año. La población ocupada se situó en diciembre en 52.8 millones de personas, según el instituto.

Esta situación de cierre de unidades económicas más el desempleo tuvo como resultado el número que ya conocemos: una caída de 8.2% del PIB, esto representó en 2020 más de 10 millones de nuevos pobres en el país y la respuesta gubernamental fue de menos de un punto porcentual del PIB.

A un año del confinamiento vale la pena recordar estos datos y repensar en otras formas de controlar, no sólo la crisis sanitaria, sino también la económica.

@cromerogabriell

Los comentarios están cerrados.