Abuelitos de CSL sufren discriminación, abandono y marginación

Después de la pandemia los abuelitos cayeron en una fragilidad emocional y para colmo algunos transportistas se niegan a prestarles el servicio al que tienen derecho

Sinaí Mota Trasviña, directora del Club de Abuelos San Miguel en Cabo San Lucas y que atiende alrededor de 200 adultos mayores, ha detectado que después de la pandemia los abuelitos tuvieron un cambio muy fuerte y qué aunado a la marginación, discriminación y abandono, su estado emocional es mucho más frágil, por lo que es necesario que toda la sociedad en conjunta sea empático e inclusivo, sobre todo los del transporte público, mismos que se han negado a darles el servicio.

“Hacemos el llamado a quienes manejan un autobús a ser más sensibles; ese tema si les pega mucho y créeme, he tomado fotos en donde están hasta 45 minutos paraditos de 4 a 5 abuelitos en pleno sol esperando el camión y no se paran, eso les lastima en el alma y en el corazón pues dicen: una de dos o estoy muy abuelito, muy viejito o es porque pago la mitad”.

Club de Abuelos San Miguel en Cabo San Lucas

La entrevistada hizo el llamado a hacer conciencia en toda la población, ya que gracias a los abuelos, es que varias generaciones hoy están pisando esta tierra, así que tenemos que retribuirles y darles lo que se merecen, espacios dignos.

“Darles esa atención y apoyo al cruzar la calle, el ver cómo están, platicar con ellos, aunque no los conozcamos que se sientan tomados en cuenta y brindarles una sonrisa”.

Añadió que los estragos que trajo consigo la contingencia sanitaria del Covid-19 ha provocado afectaciones psicológicas y emocionales, como el sentirse abandonados, marginados y en ocasiones hasta maltratados por lo que acuden al Club San Miguel para convivir y sentirse útil ya que ellos han organizado una muestra gastronómica artesanal de manera periódica que los motiva a salir adelante.

Club de Abuelos San Miguel en Cabo San Lucas

Los comentarios están cerrados.