Acusan a actor de Sex And The City de abuso sexual

Chris North conocido por interpretar a Mr Big en Sex And The City, se encuentra en el ojo del huracán, luego de que dos mujeres lo acusaran de abuso sexual, a tan sólo días del estreno de “And Just Like That”. Ambas víctimas aseguran haber hecho públicas sus historias de abuso con el objetivo de que “todos se enteren que tipo de persona es”, justo en el momento en el que el actor encabeza los titulares por el estreno de dicha serie.

Ambas prefirieron mantenerse en anonimato, por lo que diversos medios están utilizando los seudónimos de “Zoe” y “Lily”. Las acusaciones fueron publicadas por el medio informativo “The Hollywood Reporter”, quien señala, que ninguna de las dos se conoce entre sí; así mismo que sus testimonios fueron dados por separado y con varios meses de diferencia.

Las presuntas víctimas se acercaron al medio estadounidense para hacer públicas sus denuncias, asegurando que aún tienen dolorosos recuerdos de los incidentes ocurridos en Los Ángeles (2004) y Nueva York (2015).

El testimonio de Zoe

Zoe, de 40 años, relata que conoció a North en el 2002, cuando ella tenía 22 años y trabajaba para una empresa de alto perfil, en la que varias celebridades y figuras públicas tenían negocios, entre los que se encontraba el actor.

Comenta que North coqueteó con ella varias ocasiones en su propio trabajo, y que de alguna forma, obtuvo el número del área en la que laboraba, dejándole mensajes en el buzón de voz, mismos, de los que su jefe le informaba.

“Él pasaba por mi escritorio y coqueteaba conmigo. De alguna manera obtuvo mi número del directorio y estaba dejando mensajes en mi teléfono del trabajo. Mi jefe me dijo: ‘Sr. Big está dejando mensajes en tu buzón de voz ‘”, dice.

Ese mismo ex jefe, en la actualidad comentó que llegó a escuchar algunos de los mensajes que el actor le dejaba a Zoe subidos de tono, en los que le coqueteaba. Además de que también llegó a verlo hablando con ella en su escritorio y pese a que le pareció extraño el como logró obtener el número de la joven de 22 años, en ese entonces, no lo consideró alarmante.

Pero Zoe comenta que todo dio un giro desafortunado, cuando aceptó la invitación por parte de North, de visitar la piscina del apartamento que tenía en West Hollywood, edificio en el que vivía uno de los amigos de Zoe, por lo que ya conocía el lugar.

Prosiguió relatando que en agosto de ese año, fue acompañada de su mejor amiga de la universidad. Recuerda haberse sentido feliz y emocionada de haber recibido la invitación por parte del actor.

Una vez que llegaron al lugar se sentaron a charlar los tres en la piscina, cuando repentinamente North comenzó a hacerle preguntas muy personales que la incomodaron. Posteriormente le dio un libro y le pidió su opinión, pues estaba planeando hacer un proyecto basado en ese material, cuenta que eso la hizo sentir entusiasmada.

El actor le dijo que iría a su apartamento a hacer una llamada, por lo que le pidió de favor que se lo llevara, ella accedió y cuando entro para devolverle el libro él la besó. Comenta que en ese momento correspondió el beso y no vio nada alarmante, además de que pensó que el beso sería un tema divertido para contar con sus amigos.

Pero no terminó ahí, pues al darse la vuelta y decirle que volvería a la piscina con su amiga, él la atrajo hacía él, le quitó los pantalones y la violó frente a un espejo. Dijo que él no se detuvo pese a gritarle en repetidas ocasiones que se detuviera y que al decirle que si al menos se podría poner un condón, este se burló de ella.

El testimonio fue respaldado por sus amigos y el centro médico al que asistió, donde fue suturada al percatarse de que sangraba. Dijo que inclusive llegó la policía y les comentó que fue abusada pero no dijo el nombre por temor a las represalias.

El centro le proporcionó un folleto de una institución que la podría ayudar en terapias psicológicas; este ultimo corroboró haberla atendido en el 2006. Sin embargo el hospital en donde fue atendida no cuenta con los registros desde el 2004.

Su jefe también se enteró del hecho cuando ella se lo confesó, pero dijo que no supo qué hacer, por lo que guardó el secreto a petición de ella.

Historia de Lily

Lily era mesera en la sección VIP de una discoteca de Nueva York en el 2015, lugar donde conoció a North, de igual forma, era fanática del actor por su trabajo desde su aparición en “Law Or The Order” y que cuando el actor comenzó a coquetear con ella, se sintió halagada, sin embargo era consiente que él era casado.

Comentó que él consiguió su número y la invitó a salir en II Cantori, lugar que había sido escenario de un episodio de Sex And The City y que una de sus amigas le aconsejó que no saliera el actor, al enterarse de la invitación, pues no tenía un buen presentimiento, a lo que Lily le respondió que fue amable y respetuoso en cuando se lo propuso.

Dijo que al principio pensó que North mostraba interés por ella, pero cuando llegó al lugar y a la hora que acordaron, se percató de que la cocina ya había cerrado, por lo que tomaron vino mientras hablan sobre una tercera película de Sex And The City.

Después de eso, recordó que se comenzó a sentir mareada ya que había bebido demasiado y que después eso, él la invitó a su apartamento a seguir con la charla y probar unos whiskies que tenía, por lo que pensó que solo deberían algo mientras platicaban sobre su carrera como actor.

Continuo diciendo que a su llegada al departamento, North intentó besarla en repetidas ocasiones, pero ella lo detuvo y le recalcaba que era casado y que tenía hijos, a lo que él le respondió que su matrimonio era una farsa, pues no creía en la monogamia. Lily dijo que intentó marcharse, sin embargo el actor se lo impidió para así abusar de ella.

Luego de marcharse, relató sentirse usada y que al contarle a su amiga, ella le dijo que fuera con la Policía, pero se negó a hacerlo y que tras el encuentro, North continuó insistiéndole en que salieran, pero ella era evasiva y que después eso jamás volvió a tener contacto con él.

Ante las acusaciones el interprete de Mr Big aseguró que todo era mentira y que los encuentros fueron consensuados.

“Las acusaciones en mi contra hechas por personas que conocí hace años, incluso décadas, son categóricamente falsas. Estas historias podrían haber sido de hace 30 años o de hace 30 días, no siempre significa no, esa es una línea que no crucé. Los encuentros fueron consensuados”, aseguró.

Los comentarios están cerrados.