Acusan falta de atención a mujeres indígenas en Hidalgo

Foto: Milenio

Ante el abandono de políticas públicas para evitar la violencia de género entre las mujeres indígenas, la dirigente del Consejo Supremo Ñhañhu, Anayeli Mejía, dio a conocer que se han emprendido acciones para que las instalaciones de esta organización se conviertan en refugio de mujeres indígenas violentadas.

Lamentó que en este mes en que se conmemora la eliminación de la violencia a las mujeres, en el discurso y las acciones no aparecen las mujeres indígenas, quienes son de los grupos vulnerables más afectados.

Refirió que para los gobiernos, sobre todo el federal, no hay interés alguno en erradicar la violencia que sufren las mujeres indígenas por lo que no hay políticas públicas encaminadas a este sector.

La dirigente de esta organización indicó que en el país, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación, el 65 por ciento de la población no respeta nada los derechos de distintos grupos indígenas.

Mientras que la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares indican que 64 de cada 100 mujeres de 25 años o más que viven en Hidalgo han sufrido al menos un incidente de violencia a lo largo de su vida.

Ente ello dijo que se han emprendido acciones para convertir las instalaciones del Consejo en un Refugio para mujeres violentadas donde se brinde asesoría legal, psicológica y migratoria, ya que refirió esta organización trabaja temas migratorios.

 

 

Los comentarios están cerrados.