2 mil alumnos de BCS afectados por la desaparición de Escuelas de Tiempo Completo

Las Escuelas de Tiempo Completo no estaban generando resultados favorables en los niños; mucho menos se incrementó el nivel de aprovechamiento de los estudiantes de educación básica, por esta razón se decidió eliminar este programa, comentó la secretaria de Educación Pública en la entidad, Alicia Meza Osuna

Tras darse la noticia a nivel nacional sobre la cancelación de las Escuelas de Tiempo Completo para poder aplicar ese recurso directamente al programa “La Escuela es Nuestra” que se enfocará en mejorar la infraestructura de los planteles educativos, la Secretaría de Educación Pública en la entidad, a través de su titular Alicia Meza Osuna, confirmó que ya no se encuentran operando las escuelas de tiempo completo en estado, las cuales brindaban servicio a casi 2 mil alumnos en todo Baja California Sur (BCS) principalmente de la zona rural. 

“En el estado se canceló este programa de tiempo completo y no sabemos cuándo se va a abrir porque es un programa federal. El recurso, era un recurso federal, y se aplicaba conforme a las reglas de operación que la federación había establecido. Creo que así lo dijo el presidente, es está revisando porque esos recursos se canalizaron al programa la escuela es nuestra”   

Meza Osuna, detalló que durante aproximadamente 13 años, Baja California Sur recibió 620 millones de pesos para que estos fueran aplicados directamente a este programa, que a decir de la máxima autoridad de educación en el estado, las Escuelas de Tiempo Completo no estaban generando resultados favorables en los niños; mucho menos se incrementó el nivel de aprovechamiento de los estudiantes de educación básica. 

“El programa establecido ya tenía varios años funcionando, se creó con el propósito de que los niños de regiones de zonas marginadas tuvieran esa posibilidad de tener más horas, y de tener el alimento en la escuela, pero no dio resultados favorables el programa y no se vio un incremento en el aprovechamiento escolar. Del 2007 al 2020 que se cerró, se aplicaron 620 millones de pesos.

En el caso concreto de si en Baja California Sur continúa siendo factible que el programa continúe, la secretaría de educación comentó que es algo que tendrá que analizar el gobierno estatal, pero se deja la posibilidad dependiendo del recurso que se tenga.  

“Seguramente es un asunto que se analizará en el gobierno del estado, a lo mejor habrá alguna posibilidad. Pero también vamos a determinar lo que dice la federación.” 

De acuerdo con Asociaciones de Padres de Familia a nivel nacional, la cancelación de este programa afectó a 3.6 millones de niños y jóvenes estudiantes que dependen directamente de los desayunos escolares; además del cierre de 27 mil planteles educativos.

Los comentarios están cerrados.