Afgano que violó a su hija, entre evacuados de Kabul a Alemania

Entre las 4 mil 587 personas evacuadas en vuelos militares alemanes desde el aeropuerto de Kabul, unas 20 son “criminales de alto calibre”, según reconoció el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer. Entre ellas, un hombre sentenciado por violar a su hija.

El diario español ABC dio cuenta de las declaraciones de Seehofer durante un encuentro en el Club de Prensa de Múnich.

De los evacuados, 469 eran ciudadanos alemanes; 168 empleados afganos que colaboraron con instituciones alemanas y otros afganos cuya seguridad bajo el talibán corría riesgo.

Sin embargo, no fue sino hasta que los evacuados llegaron a Alemania que se realizó una verificación más a fondo de las identidades. Seehofer dijo, de acuerdo con ABC, que hay unos 20 casos “que son relevantes para la seguridad, que ahora están en Alemania y que no pueden ser deportados a Afganistán“.

Cuatro de ellos ya habían sido deportados en el pasado desde Alemania a suelo afgano. Es el caso de Sardar Muhammed M., condenado en Munich, en 2012, a ocho años, tres meses de prisión por violar a su hija desde que tenía nueve años.

Antes de que terminara de cumplir su sentencia -le restaban 177 días-, Sardar fue deportado a Afganistán en febrero de 2019. En la orden de expulsión de Munich se señalaba el riesgo “muy específico de que se repitan más delitos sexuales masivos después de su liberación de prisión”.

Las autoridades investigan cómo pudo Sardar abordar uno de los vuelos de evacuación desde Kabul, llegar a Tashkent, la capital de Uzbekistán y de allí, el pasado 24 de agosto, a Frankfurt. 

Al descubrir las autoridades alemanas su historial, Sardar fue arrestado de nuevo y enviado a la prisión de Frankfurt-Preungesheim.

ABC menciona también los casos de Khwahja Rashed S., condenado a dos años y seis meses de prisión por agresión con armas. Al igual que Sarmar, Khwahja había sido deportado de Alemania en febrero pasado y se desconoce cómo fue que logró abordar uno de los vuelos de evacuación desde el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai. Actualmente se encuentra detenido, pero el diario español menciona que en 86 días sería liberado.

Otro acusado de agresión sexual, identificado como Omed F., fue deportado de Alemania en febrero y también estaba entre quienes lograron abordar uno de los vuelos de evacuación.

En la lista de quienes llegaron a Alemania habría, según la Agencia de Prensa Alemana (DPA), fichados en el centro antiterrorista federal y estatal.

Otros casos corresponden a altos funcionarios del anterior gobierno afgano, incluyendo el exministro de Relaciones Exteriores, Mohammed Hanif Atmer, y el exasesor de seguridad nacional Rangin Spanta.

 

Los comentarios están cerrados.