Policía agresor del reportero Noé Avilés sujeto a proceso judicial

Fue en diciembre del 2021 cuando nuestro compañero de CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos fue brutalmente agredido por un elemento de la Policía Municipal quien hoy fue vinculado a proceso por abuso de autoridad

Tres meses han transcurrido desde que el reportero gráfico, Noé Avilés, colaborador de CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos por más de 20 años fue brutalmente agredido por elementos de la Policía Municipal de Los Cabos. 

La tarde del jueves 3 de marzo mediante un comunicado de prensa la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) hizo del conocimiento a medios de comunicación que, a través de la Unidad de Investigación de Delitos Diversos y su Judicialización, obtuvo vinculación a proceso en contra de un elemento de la Policía Municipal de San José del Cabo, a quien se le imputa el delito de abuso de autoridad en agravio de Noé Avilés. 

El agente del Ministerio Público adscrito a la procuraduría tomó conocimiento que el 12 de diciembre del 2021 el imputado detuvo a Noé en su domicilio ubicado en la colonia Santa Rosa de la cabecera municipal y lo golpeó con los puños en diversas partes del cuerpo.

De acuerdo a la parte ofendida, el hoy imputado identificado como José Edgar “N”, iba uniformado y a bordo de una unidad oficial de la Policía Municipal de Los Cabos.

Noé Avilés
Reportero agredido por policías

En contexto, tras la denuncia interpuesta por nuestro compañero el pasado 13 de diciembre, los hechos ocurrieron el día anterior, 12 de diciembre, donde alrededor de las 8:00 de la mañana en su domicilio Noé Avilés se encontraba con su perro, cuando su suegro, José Ramón Murillo, llegó acompañado de dos patrullas de Seguridad Pública, de la cual descendieron 8 elementos entre ellos hombre y mujeres, quienes le pedían que se retirara del lugar porque “había supuestamente una orden de restricción en su contra”, misma que el compañero negó en todo momento.

Fue en ese momento cuando su esposa Luz Elva Murillo, salió del cuarto para abrirle a los policías la puerta los cuales ingresaron para después amenazarle con matar a su perro.

Noé fue interrogado por los elementos de seguridad quienes le preguntaron si había consumido alcohol o alguna droga, lo cual negó rotundamente, ya que por una discapacidad degenerativa neuronal que lo aqueja nuestro compañero padece una problemática de pronunciación verbal, por lo que le acuñaron que estaba bajo los influjos del alcohol, algo completamente falso. 

Cabe agregar que nuestro compañero tiene un par de años teniendo un problema de salud, motivo por el cual en estos momentos se encuentra en tratamiento médico.

Tras la situación el reportero gráfico estaba grabando los hechos, lo que provocó el arrebato de su teléfono por parte de los elementos de la policía, para luego abalanzarse sobre él y sobre su perro, el cual se encontraba asustado y fue arrebatado de su dueño a jalones. 

Posterior a ello, Noé fue arrastrado hasta la caja de la camioneta policial en donde fue violentado tanto verbal como físicamente en estómago, cabeza y cara, agresiones que continuaron hasta las oficinas de Seguridad Pública, en donde lo ingresaron al área de barandillas. 

Más tarde esa mañana de diciembre del 2021, el reportero gráfico fue valorado por la doctora del área, y tras eso fue regresado con los policías, quienes continuaron violentándolo de manera verbal, para después ingresarlo a su celda, donde estuvo seis horas hasta que fue liberado.

Con ello la Procuraduría General de Justicia del Estado dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente con el fin dar comienzo a un proceso debidamente en apego al Estado de Derecho. 

Una vez realizada las investigaciones y peritajes, durante la audiencia, celebrada el pasado 28 de febrero de este mismo año, ante el Juez de Control se presentaron elementos de prueba suficientes para obtener la vinculación a proceso para José Edgar “N” por el delito de abuso de autoridad en agravio a nuestro compañero y amigo Noé Avilés.

En la audiencia el Juez estableció como medida cautelar la prohibición de acercarse o comunicarse con la parte ofendida, así como con testigos y otorgó al Representante Social 3 meses para la investigación complementaria.

Los comentarios están cerrados.