ALIANZA FEDERALISTA

Gobernadores anuncian su salida de la Conago

Duda Sustentable

La Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), desde su origen, ha sido un “chipote” en la organización de la República. Nació, creció y hoy se extingue sin los soportes normativos suficientes para la obligatoriedad de sus resoluciones. Desde el nombre asignado (Conferencia) mostró su fragilidad; fue y ha sido un foro político; una especie de club de gobernadores para dialogar, intercambiar experiencias y hacer relaciones públicas; una pasarela para mostrar músculo estatal; en suma, una reunión de buenas intenciones de los poderes ejecutivos del país.

Luego de la elección de 2018 que, entre otros efectos, eclipsó a los partidos políticos nacionales, la CONAGO tuvo la oportunidad, durante dieciocho meses, de convertirse en el único y más importante contrapeso al poder absoluto del Presidente de la República; pero los intereses, ambiciones y miedos de algunos gobernadores, echaron por tierra esa posibilidad.

Hoy, el poder político nacional concentrado en un solo hombre, en un caudillo, mantiene noqueados, descontrolados y asustados a los empresarios, organismos de la sociedad civil, instituciones autónomas y, por supuesto a todos los partidos políticos.

Algunos medios de comunicación siguen resistiendo el embate y acoso diario del Gobierno Federal para someterlos o cooptarlos. Junto con ellos, destaca también la labor y la resistencia de algunos columnistas y comunicadores que siguen criticando y cuestionando al actual régimen corriendo todos los riesgos conocidos y por conocer.

En los meses transcurridos del actual sexenio, destaca el “colaboracionismo” hacia el Presidente de Estados como Campeche, Oaxaca; Guerrero, Hidalgo, Querétaro, Nayarit, Tlaxcala, Sonora y Estado de México. Otros, como Baja California Sur, Yucatán, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas, mantienen una difícil y complicada postura intermedia que pretende evitar confrontaciones, pero sin caer en subordinaciones.

En este contexto, el lunes 7 de septiembre en Nuevo León, un grupo de gobernadores decide separarse de la CONAGO para dar forma a la Alianza Federalista con agenda y propósito definidos en dos grandes temas: mejorar la fórmula de distribución del ingreso nacional y evitar la concentración y centralización del poder, democratizando la vida nacional.

Los gobernadores de Aguascalientes, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, Chihuahua, Jalisco, Michoacán, Colima, Guanajuato y Durango, decidieron hacer un frente común para exigir mejores condiciones y trato por parte del Primer Mandatario. Hartos de que los ignoren, los gobernadores asumieron todos los riesgos que implica hoy en día el disentir y contrariar al Presidente; saben lo que enfrentan y lo que pueden enfrentar en el futuro; se ven decididos a dar una batalla con la bandera federalista hasta donde tope.

Por su parte, los líderes del PAN, PRI, PRD y MC, en el letargo de su agonía, observan impotentes a esta Alianza Federalista en espera de que cobre fuerza e importancia lo más pronto posible para perfilar la estrategia electoral para el 2021.

¿Usted cree que la Alianza se convierta en la nueva fuerza opositora?

Es una duda sustentable.

@mexicanosalgri5

Comparte