Alumnos de la UABCS obtienen mención honorifica en Foro Juvenil Hídrico Latinoamericano

Alumnos de la UABCS obtienen mención honorifica en Foro Juvenil Hídrico Latinoamericano

 

  • El objetivo del evento es que alumnos desarrollen proyectos que den solución a problemas relacionados con el manejo, captación, aprovechamiento, distribución y tratamiento del agua

La Paz, BCS.- Estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California Sur que participaron en el “II Foro Juvenil Hídrico Latinoamericano” celebrado recientemente en Villahermosa, Tabasco, obtuvieron una Mención honorífica dentro del Concurso Nacional de Maquetas de Modelos Hidráulicos.

El proyecto fue diseñado por Alma Lariza Gaxiola Beltrán, Marcelo Cerón Guzmán y Héctor Alan Guzmán Arce, pertenecientes a la carrera en Gestión y Ciencias del Agua. Consiste en una planta de tratamiento para las aguas que desechan las aeronaves, comúnmente conocidas como “aguas azules”.

De acuerdo con el jurado calificador, que estuvo integrado por especialistas, el sistema que presentaron los alumnos de la UABCS mereció el reconocimiento al cumplir con todos los requerimientos que marcaban las bases, que eran resolver una problemática de forma autosustentable, presentar un modelo sencillo, funcional e innovador; así como llevar a cabo una exposición verbal del trabajo.

Según señaló Alma Larissa Gaxiola, es la primera vez que un contingente de la UABCS asiste a este evento, donde se presentan proyectos estudiantiles para solucionar problemas relacionados con el manejo, captación, aprovechamiento, distribución y tratamiento del agua, entre otros.

Señaló que al no estar incorporados como un Capítulo Estudiantil a la Asociación Mexicana de Hidráulica, estuvieron participando en calidad de invitados especiales. Lamentablemente este hecho no les permitió acceder al primer lugar, el cual les fue otorgado por unanimidad. Sin embargo, por lo bien desarrollado que estuvo su proyecto, el jurado acordó concederles una mención honorífica; además de que recibieron la invitación para afiliarse.

La joven universitaria dijo sentirse muy satisfecha con el resultado, pues a pesar que la carrera de Gestión y Ciencias del Agua es relativamente nueva en la UABCS, académicamente pudieron constatar que están a la par de otras universidades, lo que invariablemente los llena de orgullo, sobre todo porque son pioneros en este tipo de concursos de alcance nacional.

Al hablar sobre el proyecto, Marcelo Cerón mencionó que trabajaron aproximadamente de 2 a 3 meses en él, con resultados muy positivos. Éste lo enfocaron en el agua de los aviones por el reto que significaba, ya que es muy difícil de tratar precisamente por el químico azul que utilizan.

Reveló que previo a realizar la maqueta hicieron diferentes análisis físico-químicos en laboratorio. Con la ayuda de microorganismos lograron degradar la materia orgánica, los nutrientes y demás componentes que hay en las heces fecales y orina, que es esencialmente lo que hace una planta de tratamiento.

Al final lograron obtener agua de calidad que pudiera ser utilizada por el aeropuerto para regar sus áreas verdes, algo que resulta muy benéfico en un estado como el nuestro, que carece del vital líquido.

Posteriormente llevaron a cabo la modelación del proyecto a escala, que consta de un bote de agua de 6 litros, cubierto con fibra de vidrio para hacerlo más resistente. Dentro del mismo se encuentra un recipiente esférico más pequeño, con capacidad de 2 litros, esponjas, difusores y una bomba de pecera para la circulación.

“Lo que hacemos es ingresar el agua contaminada donde se encuentran las esponjas, las cuales retienen a los microorganismos. Esto es un punto muy bueno porque no generan tantos

residuos sólidos como la mayoría de las plantas, lo que permite tener un mejor control dónde se ubican nuestros microorganismos para degradar esta agua”.

Finalmente la planta se alimenta por arriba en el contenedor de esponjas y todo el líquido que se encuentra afuera, con ayuda del aire, va fluyendo y pasa por todos los sistemas hasta salir clarificado por un orificio que está hecho en el bote; permitiendo tratar 1 litro de agua cada 24 horas, expuso Marcelo Cerón.