Alumnos y padres de familia marcharon al Palacio de Gobierno para exigir justicia

Por el caso de la estudiante de la Secundaria Técnica No. 20 que denunció a un prefecto por presunto acoso sexual

Más de 70 estudiantes de la Secundaria Técnica No. 20, acompañados por algunos padres de familia, marcharon desde el kiosko del malecón hasta el Palacio de Gobierno Estatal, para exigir justicia al caso de la joven que denunció a un prefecto de la escuela por acoso sexual. 

La madre de la menor de edad, Blanca Estela Albáñez Ojeda, expuso que el caso de su hija no es el único ya que otras mujeres se han acercado a ella para contarle lo que vivieron cuando fueron alumnas de la escuela. Incluso mencionó que otra estudiante ya puso su denuncia y que se trata de una agresión más fuerte pero que la madre de la niña no quiere dar declaraciones. 

“Yo le quisiera pedir al señor Gobernador que me dé una audiencia tanto a mí como a la mamá de la otra niña afectada, y si se puede a los demás. Él nos tiene que escuchar y arreglar esto porque no puede ser posible que esté pasando esto porque tú vas y dejas a tu niña en la secundaria para estudiar no a que la estén acosando. Y el hecho que traigas uniforme corto no le da derecho de acosar a una niña, ni a violarla, ni a decirle nada”, declaró. 

Con pancartas y gritos de ¡Queremos justicia!, ¡Los niños no se tocan! y ¡No más pedófilos en las escuelas!, caminaron por la calle 16 de septiembre hasta Félix Ortega y doblaron en Antonio Rosales hasta llegar a la explanada de gobierno. 

Tras unos minutos de espera y al ver que nadie los atendía se trasladaron al frente de las oficinas del Congreso del Estado donde tampoco fueron recibidos por alguna autoridad. 

Respecto a las declaraciones que hizo el mandatario estatal sobre la comparación entre la manifestación que hicieron los estudiantes afuera de la secundaria el jueves de la semana pasada, con lo que ocurrió el 8 de marzo cuando presuntas participantes del movimiento feminista vandalizaron el frente del palacio de gobierno, Blanca Albáñez manifestó lo siguiente

“Qué tristeza la verdad, nosotros no estamos rompiendo vidrios ni haciendo destrozos, simplemente nos estamos manifestando para ser escuchados, porque a mí ya me habían bateado en todos lados. Lo único que estamos haciendo es alzar la voz que nos escuchen que vean que en realidad esa escuela no está bien porque no puede ser que tantas niñas estén mintiendo”, recalcó. 

Agregó que hasta el momento ningún representante de la Secretaría de Educación Pública (SEP), del gobierno o de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se ha acercado con ella, únicamente la Comisión de Derechos Humanos del estado la ha atendido. 

Como parte de la comitiva, una joven egresada del plantel educativo, manifestó haber recibido comentarios fuera de lugar de un profesor y dijo que en diversas ocasiones vio comportamientos inapropiados de parte del prefecto hacia sus compañeras. 

“También el maestro Cervera, que daba educación física, era muy llevadito y en una ocasión que llevaba falda me dijo que si traía cachetero. A mí se me hizo raro pero no hice nada mejor me fui pero incluso uno se queda con eso de que su comentario no va”, explicó.

La petición que hizo Blanca Albáñez, es que el acusado sea destituido del plantel académico y no vuelva a trabajar cerca de menores de edad; mientras que el resto de los padres de familia y alumnos exigieron que se atiendan todos los casos señalados de acoso y abuso sexual que han salido a la luz dentro de la institución académica.

Los comentarios están cerrados.