AMLO: “Quien no quiera viajar conmigo, que compre otro vuelo”

Ciudad de México.- A una semana de que una familia se bajara del avión en el que viajaba el presidente Andrés Manuel López Obrador rumbo a Villahermosa, Tabasco, bajo el argumento de que era por “su seguridad”, el titular del Ejecutivo federal pidió disculpas a aquella personas que se puedan sentir incomodas, por lo que les recomendó que procuren tomar otros vuelo en otros día u hora, “y no hacer coraje” porque él seguirá viajando en vuelos comerciales.

El titular del Ejecutivo federal señaló que ni él, ni otro integrante de su gabinete usará el avión presidencial, ni ningún otro -a excepción de las Fuerzas Armadas- puesto que viajar en líneas comerciales ha permitido a su gobierno ahorrar.

“Ofrecemos disculpas a los que nos acompañan y a veces se molestan, pero pues tenemos que trasladarnos en estos vuelos. Por lo general yo informo a dónde voy, para que el que no quiera viajar conmigo procure comprar para otro día, para otra hora y no hacer coraje, porque hace daño eso.

“Si está uno contento, está uno sano, feliz, feliz, feliz”, agregó en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

“Nosotros no vamos usar este avión (avión presidencial) ni ningún avión en el caso de los servidores públicos, con excepción de las Fuerzas Armadas y de Marina, pero nos estamos ahorrando mucho viajando en las líneas aéreas comerciales”, dijo.

El pasado viernes 31 de enero, una familia abandonó el avión en el que viaja el presidente Andrés Manuel Obrador del aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México a Villahermosa, Tabasco al mencionar que el motivo era “por su seguridad y la de su familia”.

Tras observar que el Ejecutivo federal ingresaba al avión de Aeroméxico del vuelo 507, el padre de familia, y su esposa informaron a las sobrecargos del viaje que se bajarían de inmediato, y le dijeron a sus dos hijos que tomaran sus cosas.

“Es por seguridad mía y de mi familia”, comentó antes de bajar.

Segundos después, personal de seguridad del aeropuerto capitalino entró al avión para revisarlo, haciendo énfasis en los lugares donde se encontraba la familia, así como los lugares cercanos al mandatario, quien no se inmutó ante este hecho, así como su hijo menor y los tres elementos de la Ayudantía que lo acompañaba.

Debido a este incidente, el vuelo programado para salir a las 9:55 salió a las 10:20 rumbo a la tierra natal del mandatario, quien en las dos horas del vuelo se dedicó a leer documentos, así como un libro.

 

 

Con información de El Siglo de Torreón