AMLO recibe a Evo Morales en el Palacio Nacional

La tarde del jueves 21 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió en el Palacio Nacional al expresidente de Bolivia, Evo Morales, con quien sostuvo una reunión de más de dos horas, en la que estuvo presente el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Gobernación (Segob), Adán Agusto López Hernández.

El mandatario publicó en su cuenta de Twitter una foto con el expresidente boliviano, en donde mencionó que Evo Morales era el más auténtico presidente de los pueblos originarios de América Latina y el Caribe.

Por otra parte el canciller declaró que habían mantenido una buena conversación con él y que el exmandatario boliviano agradecía el asilo que México le ha brindado tras el golpe de estado en su país en el 2019, así mismo mencionó que Morales reconoce y admira el avance tan importante que México ha tenido en programas sociales y el peso que tiene en América Latina en especial en Bolivia.

Agregó que Evo Morales asistirá para el mes de noviembre a Bolivia y los invitó a él y a López Obrador, sin embargo el mandatario le dijo que si bien le habría gustado, no podrá asistir por complicaciones.

Informó que en el encuentro no se habló sobre la explotación de litio y que el gobierno mexicano reconocía el esfuerzo que Evo ha logrado con Bolivia y que a pesar de tener un golpe de estado, ha cumplido con el pueblo, así mismo que respetan el movimiento de lucha que ha dado en tantos años y que el apoyo que se le ha brindado se va a mantener.

Golpe de estado en Bolivia

Para entrar un poco de contexto Evo Morales, llegó al poder en el año 2006 y luego de más de 13 años en el poder renunció a su cargo denunciando un golpe de estado cívico, político y policial, esto luego de que el jede de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman y el comandante Vladimir Yuri, le solicitaron que lo hiciera para terminar con la crisis política que atravesaba en país. Para este punto Evo ya había perdido el apoyo de las Fuerzas Armadas

“Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”, dijo Morales a los medios.

La oposición lo acusaba de tener un gobierno antidemocrático y que estaba convirtiendo a Bolivia en una “segunda Venezuela”, también mencionaron que Morales tenía un carácter muy difícil que le impedía reconocer errores.

Los comentarios están cerrados.