Aprueban en lo general la ampliación de la planta desalinizadora

Tras una larga sesión dentro del Congreso del Estado, 21 diputados aprobaron el dictamen en lo general la ampliación de la planta desalinizadora de Cabo San Lucas, la cual tendrá una inversión de 1 mil 641 millones de pesos

Con veintiún votos a favor, cero en contra y cero abstenciones el Congreso del Estado de Baja California Sur, aprobó el dictamen en lo general para comenzar el proceso de construcción de ampliación de la planta desalinizadora ubicada en Cabo San Lucas.  

Ante esto la Comisión Permanente del Agua, quien preside el diputado de la bancada del Partido del Trabajo (PT), Christian Agúndez Gómez;  en tribuna recalcó que el déficit hídrico que presenta actualmente la delegación sanluqueña es de 400 litros por segundo. Referente al costo de la ampliación, que será  mil 641 millones de pesos, el diputado comentó que correrá al 100% por la empresa ganadora de la licitación; por lo que no se pone en riesgo participaciones estatales y federales por parte del municipio de Los Cabos. 

“Cabe señalar que el 100% de los recursos para la ampliación del sistema serán aportados por el proveedor, con capital de riesgo y la obtención de un crédito bancario. En términos del artículo 5, fracciones primera y sexta de Ley de Deuda Pública para el Estado de Baja California Sur, y del artículo 24 de la Ley de Disciplina financiera de las entidades federativas y municipios. El monto máximo de inversión autorizado para la ampliación del sistema, será la cantidad de 1 mil 640 millones de pesos”.    

Gabriela Montoya Terrazas, presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, señaló que el motivo por el cual se autoriza este proyecto, es por la  factibilidad del mismo en cuestiones financieras; sobre todo que se construirá en un menor tiempo a comparación de la segunda planta desalinizadora. Ante esto, el Organismo Operador del Agua Potable de Los Cabos, también debe cumplir con las obligaciones para prestar de forma correcta el servicio, ya que el proyecto de la ampliación de la desalinizadora concluye.  

“Tiene mayor factibilidad llevar a cabo el proyecto bajo el esquema de ampliación, que construir una nueva planta, tomando en consideración que es un proyecto probado. Lo cual resulta sea más factible y se tengan mejores resultados en las condiciones financieras. El Organismo Operador está obligado asignar el presupuesto para llevar a cabo la ampliación del sistema, de conformidad con los artículos sexto, veintiséis de la Ley de Presupuesto y Control del Gasto Público del Estado de Baja California Sur, cuyo compromiso es  cumplir con sus obligaciones y contingencias del pago de prestación de servicio”.

Si bien la empresa que llevará a cabo el proceso de construcción invertirá en un 100% la construcción, se le garantizará mediante los impuestos prediales e impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles, que el contrato a 25 años se respetará. Por lo que el Ayuntamiento de Los Cabos, se compromete a respetar todo lo estipulado dentro de los contratos para la correcta operación de la planta desaladora. 

“Garantía de pago, el impuesto predial, impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles y participaciones que les correspondan al municipio de Los Cabos para dichos efectos. El 100% de los recursos serán aportados por la empresa prestadora de los servicios con capital de riesgo y la obtención de un crédito bancario”.

En cuanto al tema de la segunda planta desalinizadora, el Congreso del Estado comentó que de momento la ampliación es la acción más factible hasta el momento, por no representar un riesgo para las finanzas del Ayuntamiento de Los Cabos.

Los comentarios están cerrados.