Aspirantes de Morena exponen crisis interna

Morena vive un proceso interno de selección de candidatos a gobernadores en Oaxaca y Durango lleno de controversia.

Los senadores Susana Harp y José Ramón Enríquez lo definen como “una burla, un maltrato, una simulación, un engaño y un montaje”.

Te puede interesar: Reconoce Mier diferencias en Morena

Ambos presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) del partido con la finalidad de impugnar la designación de los candidatos a las gubernaturas de los seis estados donde habrá elecciones en este 2022.

 

Recurso improcedente

El órgano jurisdiccional de Morena calificó la impugnación como un recurso improcedente, por lo que la senadora Susana Harp aseguró que recurrirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para reponer el proceso interno de selección de candidatos.

Por su parte, el senador José Ramón Enríquez aseguró que hará lo mismo que la senadora Harp en caso de que la CNHJ rechace también su impugnación.

 

Las encuestas

Lo que pasó fue que el partido definió que los candidatos se elegirían mediante encuestas:

  • Una a cargo del Comité Nacional de Elecciones
  • Las otras tres fueron encargadas a tres empresas demoscópicas.

Los resultados con los candidatos mejor posicionados se dieron a conocer el 22 de diciembre.

Sin embargo, hay documentos internos que demuestran que en el caso de Durango y Oaxaca, las candidaturas fueron definidas y registradas desde el 18 de diciembre, es decir, cuatro días antes del anuncio oficial de los resultados de las encuestas.

En esos documentos se definieron los candidatos al gobierno de Durango y Oaxaca: la alcaldesa Marina Vitela y Salomón Jara, respectivamente.

Por su parte, la senadora Harp dijo:

“Fue una terrible burla, esto ya estaba decidido mucho tiempo atrás, por lo menos cuatro días atrás, y seguramente, para firmar esos documentos, pues fue antes de la decisión. Cualquier partido puede tomar las decisiones de quiénes van a ser sus candidatos, ¿pero para qué meternos en este complejo procedimiento si no va a ser real?”.

Mientras que el senador Enríquez aseguró que todo fue un montaje:

“¿Para qué la simulación? Fue un montaje, una simulación y un engaño. Fue una obra de teatro la reunión maratónica del 22 de diciembre. Ellos han provocado la división de Morena, lo hicieron con la simulación del 22 de diciembre, hicieron un acuerdo en lo oscurito, asignaron a los estados como si fuéramos fichas”.

Los comentarios están cerrados.