Atacan con cohetes base EEUU en Afganistán

Una importante base militar estadounidense en Afganistán fue blanco el sábado de un ataque con cohetes en el que no hubo víctimas ni daños materiales, informaron fuentes norteamericanas y de la OTAN.

Cinco cohetes fueron disparados contra la base de Bagram, en la provincia de Parwan, unos 60 km al norte de Kabul, a primera hora de la mañana, dijo Wahida Shahkar, portavoz del gobierno regional.

La responsable explicó que hubo 12 cohetes disparados, cinco de ellos cayeron en la base, la más importante de Estados Unidos en territorio afgano.

Una fuente de la OTAN también confirmó el ataque con cohetes.

“Varios cohetes fueron disparados contra la base Bagram esta mañana (sábado). Las informaciones preliminares dicen que no hay heridos y que la base no resultó dañada”, dijo esta fuente.

Por ahora, ningún grupo ha reivindicado este ataque y los talibanes dijeron no estar implicados.

El grupo yihadista Estado Islámico sí reivindicó previamente su responsabilidad en un ataque con cohetes similar contra la misma base en abril.

En los últimos meses, el EI también reivindicó varios ataques en Kabul, incluyendo dos con cohetes contra áreas residenciales de la capital que sí causaron víctimas.

El grupo yihadista también fue responsable de los atentados contra dos centros educativos en Kabul en los que murieron decenas de estudiantes.

El ataque del sábado se produce horas después de la muerte de 15 niños en un atentado con explosivos en la provincia de Ghazni, en el este del país. Las autoridades afganas culparon a los talibanes por este ataque.

La violencia ha aumentado en Afganistán en los últimos meses, pese a que el gobierno y los talibanes iniciaron conversaciones de paz para poner punto final a la guerra.

Los talibanes han perpetrado ataques contra las fuerzas de seguridad afganas que dejaron centenares de personas muertas y heridas.

Esta semana en Catar, el jefe del Estado Mayor estadounidense, general Mark Milley, abordó “la necesidad de una reducción inmediata de la violencia” en Afganistán durante una inusual reunión con los negociadores talibanes.

Los comentarios están cerrados.