En lo que va del 2021 el número de vehículos usados aumentó el 35,7%

Los vehículos importados usados o también llamados vehículos chocolates, son los que predominan en este momento en México, algo que impacta de manera directa al mercado nacional de automóviles. Esto puede tener relación con que son autos más asequibles para los ciudadanos, que se importan desde distintos países como Estados Unidos, Canadá o países de Centroamérica y los cuales comprenden vehículos discontinuados, o que no se rigen por normas vigentes del país, son de marcas que no son comercializadas en México, han sufrido un siniestro o tuvieron una gran falla mecánica.

Estas características, sumado a la ilegalidad con la que atraviesan fronteras, evaden impuestos y circulan sin ser registrados en México, hace posible que se utilicen para siniestros, robos, distintos delitos por no tener manera de contactar al propietario.

En relación a las cifras del año 2020, en el 2021, se importaron más de 100 mil autos usados, lo que equivale a  35,7% de aumento en este sector,  además de ser de los más grandes que acontecen desde hace 8 años en México.

Los automóviles chocolates, también comprenden una ayuda a sectores de bajos recursos, personas que no tienen opciones de vehículos usados nacionales o de tomar un crédito para obtener automóviles que no se encuentren en estas condiciones,  pudiendo si, acceder a los vehículos indocumentados como medio de trabajo, como lo son los automóviles utilitarios y pick-ups, que implican menor costo.

En el mes de octubre del corriente año 2021, Andrés Manuel López Obrador, el Presidente de la República de México, realiza la firma de un decreto para comenzar la regulación de la importación definitiva de lo que son los vehículos usados al país.

Es a partir de este momento, que se imponen requisitos importantes para estas acciones, como lo son los documentos emitidos por Estados Unidos que acrediten la baja de los registros de los vehículos y puedan circular de manera legal.

Además, conceder un permiso de circulación a cada propietario, ya que es de suma necesidad para llevar un registro de los dueños de esos automóviles y así poder identificarlos.

Otra de las cuestiones que se intentará con este cambio legislativo, es el control de ingreso de dichos autos, tomando en cuenta los ya ingresados en el país con anterioridad.

Para poder realizar la legalización de la importación de los carros, se tiene que cumplir con diversos documentos. Desde la credencial INE, copia de la licencia de manejo, del título, de su domicilio, etc.

Pero hay algo a tener en cuenta, que es la necesidad de contar con un seguro de autos con cobertura a terceros, el cual según la CONDUSEF, es un seguro que otorga protección patrimonial frente a la situación de que un tercero exija indemnización,

Por otro lado, la AMDA (Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores), anunció que comenzará a pensar en colocar amparos contra dicho decreto, pero desde el gobierno se anunció que se sostendrán estas modificaciones.

Estas nuevas regulaciones que se comienzan a generar en 2021, se espera que disminuyan un 39% las ventas de estos vehículos.

Los comentarios están cerrados.