“Ayuntamiento no puede regularizar Mesa de Santa Anita”

El juicio del 2020 resolvió como propiedad privada 654 hectáreas a favor de Javier Aramburo Palacios, hoy en día Sedatu disputa solo extensión territorial, pero ya reconoció la titularidad

 

Miriam Aydeé Orozco Luna, abogada litigante y apoderada legal del señor Javier Aramburo, en exclusiva para CPS Noticias reveló que el predio de la Mesa de Santa Anita, en donde hoy en día están asentadas poco más de mil familias le pertenece desde 1986 a Javier Aramburo Palacios y así lo confirma el expediente 96/2012 que se resolvió el 31 de agosto del 2020.

Manifestó que el predio en su totalidad cuenta con alrededor de 1800 hectáreas, mismas que están libre de afectación y del cual su representado es copropietario desde 1986 al igual que el Ejido San José del Cabo, quien fue beneficiado con 884 hectáreas. 

“No es un propietario que resultó últimamente, ni tampoco que haya sido beneficiado por alguna institución de manera intencional, si no que él compró una pequeña propiedad y que es una propiedad privada misma que cuando se tituló se denominó como Rancho Santa Anita”, afirmó.

Explicó que tiempo después el Ayuntamiento de Los Cabos de manera indebida asignó terrenos a la población tras considerarlos de la nación cuando realmente existe un título primordial desde 1869 que cuenta con el título número 232.

Ante la interrogante de si la Reforma Agraria ofertó dicha reserva de tierra al Ayuntamiento de Los Cabos manifestó que efectivamente esta intentó a través de Terrenos Nacionales volver a titular el predio motivo de discusión en el juicio con expediente número 96/2012 que salió a favor del señor Aramburo el 31 de agosto del 2020.

Mismo que tiene actualmente una controversia interpuesta por SEDATU, quien ya reconoció la titularidad solo siendo motivo de discusión si es un sitio y medio de ganado mayor o un sitio de ganado mayor (1755 hectáreas).

De esta manera 654 hectáreas son consideradas propiedad privada a favor de Javier Aramburo Palacios de las cuales 237 hectáreas hoy en día son el área de conflicto misma que incluye Santa Anita INVI y no del Gobierno Federal como se pretende.

Por ello reveló que el llamado del Síndico Municipal a que los habitantes no paguen esta infundado pues dijo:

“El municipio no tiene ninguna propiedad ni facultad para titular o para asignar o para otorgar o reconocer derechos en propiedad privada, ellos jamás van a poder regularizar, el municipio no va a poder regularizar salvo que lleguen a un arreglo con mi cliente.

Que mi cliente la pretensión no es desconocer o sacar la gente que esté ahí, él quiere de alguna manera que se regularicen pero que se acerquen, haciendo un llamado para que se vea caso por caso porque va a ver situaciones distintas”.

Por ello y pese que no fueron invitados a la última reunión convocada por el Síndico Municipal, se acercaron con el fin de buscar una solución puesto que INSUS y el propio Ayuntamiento de Los Cabos desde el 2009, mediante sesión de Cabildo desestimó todo interés para la regulación del terreno.

Sin embargo, afirmó que aún existe el interés y la voluntad de negociar por lo que llamó a una mesa de trabajo para que se concreten acuerdos bajo el principio del respeto, y para que el Ayuntamiento responda ante la controversia creada por ellos mismos al otorgar predios que no le correspondían.

Con respecto los señalamientos de la población por acciones de despojo o intimidación, expuso querer tener un acercamiento sano con los habitantes para que puedan regularizarse, sin embargo, destaca que hay integrantes dentro de la comunidad que incita al resto para que no permitan el acceso a quienes solo están inspeccionando el resto de los predios y evitar que sigan siendo alojados de manera irregular.

Finalmente llamó a los habitantes para que se acerquen para llegar a un acuerdo y contrario a lo que dijo el Síndico Municipal no esperen a que concluya el juicio puesto que entre más tiempo pase, la propiedad aumentará sus costos, y recordó se tomarán consideraciones en base a las necesidades de cada persona.

Los comentarios están cerrados.