Barbados dice adiós a la reina Isabel II para darle la bienvenida a la república

De manera histórica, Barbados le dijo adiós a la monarquía para darle la bienvenida a una nueva república, mediante una ceremonia que se llevó a cabo el pasado 29 de noviembre en la ciudad de Bridgetown, en la que la reina Isabell II dejó de ser la jefa de Estado.

Oficialmente la Isla del Caribe dio por terminado los últimos lazos con Reino Unido, tras 400 años de esclavitud. El evento se realizó en la Plaza de los Héroes Nacionales en la capital, en el cual estuvieron presentes el príncipe Carlos en representación de la reina Isabell II y Rihanna, recordando que Barbados es la cuna que vio crecer a la cantante.

Una de las principales decisiones que llevó a Barbados a independizare, fue el racismo y la esclavitud a la que estuvieron sometidos por siglos.

De esta manera Sandra Pruenella Mason, quien era la representante de la reina en la isla, teniendo el cargo de gobernadora general, tomó la presidencia a media noche. De igual manera se sustituyó la bandera real por la presidencial. Dando la bienvenida al cambio histórico tras un saludo de 21 disparos.

El príncipe Carlos fue invitado por la primera ministra Mia Mottley, llegando el domingo a la ultima hora. Durante el evento dijo que se consideraba un amigo de Barbados, y reconoció la victoria de la isla, de la cual mencionó que deberían de sentirse orgullosos.

Tras el histórico cambio, uno de sus primeros actos como nueva república, fue el nombramiento de Rihanna como “héroe nacional”, por su gran compromiso con su tierra, título que le fue otorgado por la primera ministra. De igual manera le fue otorgada la Orden de la Libertad de Barbados al príncipe Carlos, el cual es el más alto honor en dicho país, algo con lo que muchos no estuvieron de acuerdo.

Dicha decisión se llevó a cabo luego de 55 años de que la isla de Barbados anunciara su independencia de Gran Bretaña.

En tanto al príncipe Carlos dijo estar profundamente conmovido de haber sido invitado en este evento, además de reconocer “la espantosa esclavitud” a la que fue sometida la isla, destacando lo orgulloso que se sentía por la libertad y justicia por la que Barbados ha luchado.

Ante este hecho otras figuras políticas también se nombraron al respecto, como el caso del primer ministro británico, Boris Johnson, quien dijo que Barbados continúa siendo miembro de Commonwealth, por lo que seguirán siendo aliados incondicionales de la isla, además de que las conexiones y vínculos serán duraderos.

¿Qué implica su separación de la corona británica?

Aunque Barbados sea actualmente una nueva república, seguirá siendo parte de los 53 territorios de la Commonwealth. Esto quiere decir que de ahora en adelante no necesitarán más a la reina y se basarán principalmente en la política, por lo que ya no tendrán sumisión alguna a la corona británica.

Cabe destacar que la mayoría de las islas que se encontraban bajo el dominio del imperio británico, lograron independizarse después de la Segunda Guerra Mundial, en la que algunos conservaron a la reina Isabel II como su jefa de Estado, la mayoría eran islas perteneciente al Caribe.

Polémica con por la presencia del príncipe Carlos

La presencia del príncipe Carlos generó mucha polémica, pues algunos no estaban de acuerdo en que el heredero del trono fuera invitado, luego de ser uno de los principales críticos de la relación de Harry y Megan, al hacer un duro cuestionamiento sobre el tipo de color de piel que serían los futuros hijos de la pareja, un comentario que pusieron en el ojo del huracán al príncipe de Gales, tildándolo de racista.

Otros de los desacuerdos tanto por activistas como diversas figuras fue el hecho de que se le concediera la Orden de la Libertad de Barbados al príncipe, teniendo en cuenta la historia de la corona británica con la isla, además de las polémicas que se han suscitado a lo largo de los años.

De la misma forma, diversos activistas aseguraron que ningún miembro de la familia real debería participar en su gran día de libertad, describiendo que la presencia del príncipe Carlos, fue un gran insulto para el pueblo.

Los comentarios están cerrados.