BCS cuenta con 27 años sin casos de paludismo

BCS cuenta con 27 años sin casos de paludismo
  • La Secretaría de Salud de la entidad conmemoró el Día del Paludismo en las Américas

Con acciones puntuales el Gobierno del Estado continúa desarrollando acciones para prevenir enfermedades transmitidas por vectores, como es la vigilancia epidemiológica y el control del mosco Anopheles portador del Paludismo, por ello Baja California Sur registra 27 años sin presentar casos autóctonos de este padecimiento febril agudo, mismo que al agravarse puede ocasionar la muerte.

Así lo informó el titular del ramo, Víctor George Flores al señalar que desde 1992 no se registra la incidencia autóctona de esta enfermedad, donde a pesar de que en 2017 y 2018 se identificaron a extranjeros que ingresaron a BCS con esta enfermedad tras visitar varios países, la Secretaría de Salud de la Entidad tomó medidas para evitar la transmisión a la población local.

En el marco del Día del Paludismo en las Américas, dijo que esta afección transmitida por la picadura de mosquitos hembras del género Anopheles, se mantiene como un reto de salud pública en algunas entidades del país, pues en 2018 se presentaron 799 casos en Campeche, Chiapas, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco.

En este sentido explicó que en la media península se ha implementado medidas decisivas para prevenir su incidencia, que va desde la capacitación de microscopistas para la identificación del parásito plasmodium, hasta la capacitación de personal médico y de enfermería de todo el sector salud, para lograr diagnósticos y tratamientos oportunos.

Además, se posee una Red de Vigilancia Epidemiológica de Paludismo en las cuatro jurisdicciones sanitarias del Estado, que ante la sospecha de posibles casos importados realiza estudios sanguíneos para confirmar o descartar la presencia de la enfermedad. Además, el programa de vectores de la institución realiza acciones de control poblacional del zancudo Anopheles, que en el caso de la entidad tiene presencia en la zona del Estero de San José del Cabo.

“Son esfuerzos realizados por la administración estatal para fortalecer la calidad de vida de las familias sudcalifornianas, mediante la prevención de enfermedades que pueden generar desde anemias graves y complicaciones respiratorias hasta afecciones multiorgánicas”, puntualizó George Flores.