BCS, el estado con el mayor estrés hídrico en todo el país

El 47% de la población del país carece de agua potable. Cifras del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua indican que México necesitará de al menos 21 años para alcanzar una completa sustentabilidad y seguridad hídrica, siempre y cuando haya un ritmo de inversión anual por 49 mil millones de pesos.

El país vive uno de los momentos más complicados en temas de distribución del agua potable; la falta de infraestructura y el poco volumen del vital líquido que cuentan los mantos freáticos ha provocado que México sea uno de los países con mayor estrés hídrico del mundo y gasta más del 80 por ciento de sus reservas de agua, alertó la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados.

Apenas la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó un acuerdo que declara el inicio de emergencia por “ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para el año 2022” en un total de 26 cuencas del país.

 ¿Pero realmente a qué nos referimos a estrés hídrico? 

Se habla de estrés hídrico cuando la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible durante un periodo determinado o cuando su uso se ve restringido por su baja calidad. 

Esto ha provocado que por lo menos el 47% de la población del país carezca de agua potable. Cifras del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua indican que México necesitará de al menos 21 años para alcanzar una completa sustentabilidad y seguridad hídrica, siempre y cuando haya un ritmo de inversión anual por 49 mil millones de pesos.

El tema no es ajeno a nuestro estado, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Baja California Sur forma parte de las tres entidades con el mayor problema del agua. Este verano el problema al que se ha tenido que enfrentar el Organismo Operador del Sistema de Agua Potable, es que la dependencia solo cuenta con una eficiencia del 70%, el 30% del volumen de agua se pierde en fugas y en el famoso “huachicoleo” dónde se ha llegado a registrar el robo de más de 600 cúbicos en 10 horas, lo que corresponde prácticamente el tandeo de todo un día para las colonias del municipio. 

La problemática, que debe mucho al cambio climático, se ha agravado este año tras un déficit de lluvias con una precipitación un 3% menor a la de 2021 y por la pandemia de la covid-19, que generó una demanda adicional de agua de más del 30%, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Nuestro país está expuesto a diferentes eventos hidrometeorológicos severos, tales como sequías, fenómenos impredecibles que pueden presentarse en cualquier zona del territorio y cuya ocurrencia reduce drásticamente los volúmenes de agua almacenados en las presas, reconoció la dependencia.

 Actualmente, en México casi uno de cada tres hogares no tiene acceso diario al agua potable, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Una falta de infraestructuras adecuadas que se está viendo agravada por las cada vez más intensas y largas sequías que se derivan del calentamiento global. En el caso concreto del municipio el Censo de Población y Vivienda detalla que solo el 76.9% de los hogares cuentan con servicio de agua potable; contando con el servicio por lo menos una vez al mes, y si corren con suerte hasta dos veces al mes. 

La pregunta continúa ¿Cuánto tiempo le queda a Los Cabos para poder disfrutar del servicio de agua potable?

 

Los comentarios están cerrados.