Boris Johnson pierde el hilo y termina hablando de Peppa Pig

Durante la Confederación de la Industria Británica (CBI) llevada a cabo en el puerto de Tyne al norte de Inglaterra, el primer ministro británico, Boris Johnson perdió el hilo de la conversación cuando se encontraba discutiendo las nuevas tecnologías ecológicas en Reino Unido frente al sector empresario, por lo que terminó hablando de Peppa Pig World en un intento de improvisar.

El primer ministro discutía sobre los próximos avances e inversiones de las nuevas tecnologías ecológicas para mejorar la economía del país.

En el video se observa a Johnson acomodando sus notas con un actitud nerviosa y disculpándose constantemente mientras balbucea frente a todos los presentes, por lo que decidió hablar sobre la serie infantil, en un intento de romper el silencio, relatando que aunque al principio no tenía muy buena fe en el parque temático, terminó por fascinarle.

“Ayer fui a un sitio al que todos deberíamos ir: Peppa Pig World”, expresó entre balbuceos.

Agregó que dicho espacio cuenta con calles seguras, escuelas disciplinadas y que ha invertido en nuevas formas de transporte público, de igual manera elogió el potencial de la creatividad británica en la creación de dicha figura, que en sus palabras ningún gobierno podría haber creado, además de suponer una una derrama de 6 mil millones de libras y que cuenta con varias sedes en el mundo.

“Qué levante la mano el que haya ido a Peppa Pig World. Yo no tenía mucha fe, pero me encantó. Las calles son muy seguras, los estudiantes son muy disciplinados y hay una gran inversión en nuevos modos de transporte público. Aunque hay muchos estereotipos sobre Papá Pig”.

“Pero la gran lección que me llevé de Peppa Pig World, y me llama la atención que no hayan ido. Es sobre el potencial de la creatividad británica ¿Quién hubiera pensado que un cerdo que parece un secador de pelo o un secador de pelo estilo Picasso y que la BBC rechazó, ahora estaría presente en 180 países con parques de atracciones en EEUU y China. Es un negocio de 6,000 millones de libras. Es una maravilla, ¿verdad? ¡Peppa Pig! Ningún gobierno podría haberlo inventado”, finalizó.

Este hecho fue criticado por varios medios británicos que señalaron que su discurso fue un desastre y la falta de profesionalismo con el que se tomó a las empresas.

Cabe destacar que Johnson ha sostenido una larga disputa con los empresarios tras la salida de UK de la Unión Europea a principios del 2020, por lo que muchos suponen que podría ser un factor junto con la pandemia que dificultaría los negocios con el bloque de 27 países.

Es tanto a la CBI es una de las organizaciones sin fines de lucro con mayor repercusión en Reino Unido, que ofrece asesoramiento y apoyo a las empresas privadas, encargadas de brindar nuevos empleos.

No es la primera vez que Boris Johnson se ve envuelto en una polémica, pues recientemente han salido a la luz diversas acusaciones de favoritismo y corrupción contra su gobierno conservador. Además de ser acusado por su antecesor David Cameron de mentir con respecto a la salida de UK de la Unión Europea, pues prometió que con el dinero que se ahorrarían se invertiría en sanidad pública, lo que hasta ahora no se ha hecho.

Los comentarios están cerrados.