Brasil suspende nuevamente el carnaval de Río de Janeiro

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, dio a conocer que el famoso carnaval callejero que tiene fecha entre el 25 de febrero y 1 de marzo, será suspendido nuevamente debido al alto número de contagios que se ha presentado durante los últimos meses y que tras la llegada de la variante ómicron ha provocado un desabasto de pruebas Covid-19 en Brasil.

Eduardo Paes informó a través de una transmisión en redes sociales que este será el segundo año consecutivo que Brasil no realizará el carnaval callejero que tanto lo caracteriza y es uno de sus principales motores económicos debido a la dificultad que presentan por el alza de casos positivos del SARS-CoV-2.

No obstante, recalcó que los desfiles de las escoltas de Samba que se llevan a cabo en el Sambódromo del Marqués de Sapucaí, continuarán en pie, pues dijo que esto permitirá tener un aforo limitado e implementar medidas preventivas más estrictas, ya que para el ingreso se pedirá el carnet de vacunación y una aprueba de covid-19 negativa.

Así mismo, informó que dada las circunstancias, propuso a los blocos, el realizar eventos durante el mes de febrero en diferentes espacios de la ciudad que pudieran ser más controlados, sin embargo se negaron a esta propuesta y dijeron que en la próxima junta que sostendrán el viernes, presentarán la suya, “una más descentralizada”.

Consideró que el carnaval de Río de Janeiro representa un riesgo debido a la naturaleza del evento y su aspecto democrático callejero, pues en muchas ocasiones se desarrolla de manera espontánea en varios puntos de la ciudad.

Cabe destacar que la variante ómicron se ha presentado en varias ciudades de Brasil, provocando un aumento de contagios. Actualmente el país acumula 620, 000 muertes por covid-19 desde el inicio de la pandemia, sin mencionar que es uno de los lugares que ha sido duramente golpeados por la pandemia, ocupando el tercer puesto en el mundo con más muertes por Covid-19 de acuerdo al sitio web Our World in Data.

El 10 de diciembre Brasil sufrió un ciberataque que provocó un apagón de datos en el sistema de salud, por lo que no se ha podido observar con exactitud el progreso real de la variante ómicron que sumado a la falta de pruebas ha generado una inestabilidad, advirtieron expertos.

Anteriormente la demanda de pruebas era baja gracias al avance que se obtuvo con las jornadas de vacunación, lo que produjo una disminución en el número de casos, por lo que ahora, la necesidad de los brasileños de realizarse test en sistemas públicos y particulares, además de que ante la llegada del año nuevo y la aparición de la nueva variante fue que muchos lugares sufrieron un desabasto en pruebas Covid.

Los comentarios están cerrados.