Cabeza de Vaca ordenó operativo que derivó en masacre

El 5 de septiembre del 2019, un operativo policial en la colonia Valles de Anáhuac de Nuevo Laredo terminó en la masacre de ocho personas; quien estuvo al frente de la cadena de mando fue Francisco García Cabeza de Vaca.

Te puede interesar: Diputados aprueban desaforar a García Cabeza de Vaca

Esta información fue dada a conocer luego de que el Ministerio Público solicitara documentos a la Secretaría de Defensa que explicaran cuál fue el papel que llevaron a cabo los soldados ese 5 de septiembre.

 

Los hechos

El 5 de septiembre del 2019, en la colonia Valles de Anáhuac, se produjo la muerte a tiros de ocho personas; en un principio, la información que se manejó fue que había sido por un enfrentamiento entre integrantes de la delincuencia organizada y policías.

Sin embargo, las familias de las víctimas denunciaron que los agentes sacaron a las víctimas de dos domicilios durante la madrugada, después los torturaron, ejecutaron y disfrazaron los cuerpos con equipo táctico y armas largas.

Esto aunado a que se probó que los policías trasladaron un vehículo blindado y lo dejaron frente al domicilio para simular un enfrentamiento.

Las víctimas son:

  • Enrique Pérez Chávez
  • Luis Fernando Hernández Viezca
  • Wilbert Irraestro Pérez
  • José Daniel Saucedo Martínez
  • Juana Yatzel Graciano Magaña
  • Jennifer Hazel Romero López
  • Cinoy Esmeralda Briseño Chapa
  • Severiano Treviño Hernández.

 

Cadena de mando

En la carpeta de investigación se muestra:

  1. Cabeza de Vaca ordena
  2. Debajo de él estaba el vicealmirante Cruz Morales, antigua secretario de Seguridad Pública.
  3. El capitán José Jorge Ontiveros aparece como sustituto de Cruz Morales y como el presunto responsable de trasladar el vehículo blindado al lugar de la masacre.
  4. Félix Alberto Rodríguez, quien estaba al frente del CAIET; actualmente dirige el Grupo de Operaciones Especiales de la policía estatal.
  5. José Rafael Pérez Villalpando, quien actualmente está preso por los hechos ocurridos en Valles de Anáhuac.

Cabe mencionar que unos días después del ataque, Cabeza de Vaca pidió apoyo al FBI “para dar mayor fortaleza y transparencia a las investigaciones” pero no mencionó que él había ordenado el operativo.

Además el mando militar presentó el oficio de la Secretaría de Seguridad Pública como prueba de que los elementos castrenses solo estaban ahí por haber sido requeridos por el más alto nivel estatal.

Lo cierto es que el papel de los soldados sigue siendo un misterio pues ellos argumentan que solo ofrecían protección perimetral a los policías pero que no presenciaron el operativo, sin embargo se aportaron imágenes donde el ejército patrullaba junto a elementos de la policía estatal.

Los comentarios están cerrados.