Cáncer y su tratamiento en perros con Curematch

Cáncer y su tratamiento en perros con Curematch

Escrito por:  José Oldak, VP Estrategia y Latinoamérica, Curematch.

 

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre. Aquellos que tienen la dicha de tener un can a su lado sabrán la empatía, amor y lealtad que dan hacia sus amos. Sin embargo, lamentablemente ellos, al igual que los humanos, también pueden a llegar a padecer de cáncer. 

El desgaste físico y mental que se padece cuando conocemos a alguien con esta enfermedad, es el mismo que sufren aquellos que tienen a su mascota con cáncer. Principalmente porque los perros son aceptados y reconocidos dentro de un núcleo familiar. 

Afortunadamente en la actualidad existen diversos medicamentos que se utilizan para tratar este padecimiento en nuestros amigos de cuatro patas. Lo curioso es que los avances en los tratamientos oncológicos para los humanos han servido para desarrollar los caninos. 

“Los avances en ciencia y tecnología se pueden dar para una especie y beneficiar a

la otra”. – José Oldak

Cerca de seis millones de canes son diagnosticados con cáncer en Estados Unidos, esta enfermedad es tan común para ellos como para los humanos. El mercado de terapias para cáncer en perros es de casi 300 millones de dólares. 

Por esta razón, más allá de un motivo comercial, algunas empresas dedicadas a desarrollar medicamentos para humanos como Curematch han optado por extender sus servicios y asesorías a los veterinarios para que puedan atender esta enfermedad en los perros. 

En Pawmatch se ayuda a escoger los medicamentos necesarios para cada tipo de tumor que se presenten. Es decir, se toma el conocimiento oncológico que la ciencia ha desarrollado para los humanos y se aplica a la veterinaria. Esto es posible porque el cáncer que padece una especie es similar al que desarrolla la otra. 

Hay que aclarar que no se trata de experimentar con animales, sino buscar en los ya existentes una buena opción para tratar el de las mascotas. La cooperación entre los campos de conocimiento ayudará que tanto humanos como perros tengan más opciones para estos tratamientos y mejoren su calidad de vida.