Capacita Salud a supervisores escolares en aplicación de protocolos sanitarios

Con apego a la indicación que recibió del Comité Estatal para la Seguridad en Salud, la Secretaría Estatal del ramo impartió una capacitación a supervisoras y supervisores escolares de los cinco municipios de la entidad sobre la correcta aplicación de protocolos para la prevención de la Covid-19 al interior de recintos académicos.

Esta actividad se llevó a cabo  por videoconferencia, con apego a la guía práctica para el regreso responsable a clases (que puede ser verificada en la página www.saludbcs.gob.mx), para sensibilizar al personal educativo sobre la importancia de implementar con toda responsabilidad las medidas sanitarias básicas para proteger la salud propia y la de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

Este documento de consulta fue desarrollado por la Secretaría de Salud con la finalidad de proporcionar información práctica a directivos, docentes, madres y padres de familia, incluso a las mismas alumnas y alumnos sobre los procedimientos preventivos, como es la organización de espacios en las aulas, la aplicación de filtros en el hogar y en el acceso a las escuelas, el uso correcto del cubrebocas (que solo debe retirarse al ingerir alimentos), la dilución para preparar desinfectantes de superficies, entre otros.

Se retomó la técnica adecuada para el lavado de manos y se ratificó la importancia de contar con insumos suficientes para hacerlo. Se recordaron los síntomas asociados a esta infección viral y se enfatizó que ante la presencia de estas señales debe marcarse al 800-227-2684. Se insistió en la recomendación de no compartir alimentos y bebidas, al tiempo en que estos deben consumirse preferentemente en espacios abiertos y guardando sana distancia, así como evitar el saludo de mano, beso o abrazo.

Además, se refrendan las recomendaciones de habilitar todas las entradas posibles para tener mas accesos simultáneos en las escuelas, maximizar el uso de espacios abiertos y establecer pausas fuera del salón de clases cada 50 minutos de forma ordenada y rutinaria. El planteamiento es que las y los supervisores repliquen esta información con sus respectivas comunidades escolares.

 

Los comentarios están cerrados.