Cayó economía 8.5% en 2020; regresó al nivel de hace 6 años

Inversión en México

A causa de la crisis generada por la pandemia de Covid-19, la economía mexicana se desplomó 8.5% en 2020, con lo que se ubica en su nivel más bajo desde 2014, de acuerdo con la estimación oportuna del producto interno bruto (PIB) llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según cifras ajustadas por estacionalidad.

Considerando los datos sin ajustar, la contracción del PIB habría sido de 8.3%, la caída anual más fuerte desde 1932, provocada por la Gran Depresión, cuando el desplome fue de 14.9%. El valor del PIB en 2020 fue de 16.98 billones de pesos, dato que no se veía desde 2014, cuando se ubicó en 16.74 billones. La disminución estimada para el año pasado se ubicó ligeramente por debajo de la proyección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de 8.0%, y por encima del último pronóstico del consenso de los especialistas, de 9.0%.

"Para México, la Crisis del Tequila [1995] tras el llamado 'error de diciembre' era el punto de comparación de toda recesión, pues la economía se había contraído 6.2%. Ahora esa referencia parece quedar en la historia, pues 2020 fue un año extraordinariamente malo en términos económicos y de salud", comentaron analistas de Banco Base.

El desplome de 2020 representa el segundo año al hilo en que la economía se contrae —en 2019 cayó 0.05%— y es la segunda ocasión en que ocurre algo similar, pues durante el inicio de la administración de Vicente Fox, en 2001, disminuyó 0.18% y en 2002 la contracción fue de 0.04%.
La caída "se explica por el choque sin precedentes originado por la pandemia de Covid-19 y las distorsiones que se generaron como resultado de su combate", explicaron analistas de Banorte.

"Las mayores afectaciones fueron en abril y mayo, con los cierres parando la actividad económica. Después se observó una trayectoria de recuperación gradual, aunque con persistente debilidad en sectores expuestos a la interacción social", agregaron.

Recuperación se modera

Después del desplome de 17.0% del PIB reportado en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el primero, las medidas restrictivas impuestas por el Covid-19 comenzaron a relajarse y la economía logró repuntar, pero este proceso se moderó en los últimos meses del año pasado. Con base en cifras ajustadas por estacionalidad, se estima que la economía reportó un crecimiento de 3.1% en el cuarto trimestre del año respecto al periodo inmediato anterior, una tasa inferior a la de 12.1% alcanzada en el tercer trimestre.

"La dinámica del periodo se caracterizó por una extensión de los esfuerzos de reactivación al inicio del trimestre, con el deterioro en las condiciones epidemiológicas forzando cierres en algunas entidades hacia el final", destacó el análisis de Banorte.

A diferencia del trimestre previo, entre octubre y diciembre de 2020 la actividad industrial creció 3.3%, superando a los servicios, que registraron un alza de 3.0%, lo que está relacionado con la fortaleza del sector externo, impulsando a las manufacturas. También influyó la posibilidad de adaptación más rápida de la industria a medidas sanitarias y de distanciamiento, y a un rezago significativo en las categorías más expuestas a la interacción social en servicios, como alojamiento y entretenimiento.

Pese a los avances trimestrales de la segunda mitad del año, esos resultados no han sido suficientes para compensar la caída registrada entre abril y junio, pues el PIB del cuarto trimestre registró una contracción de 4.6% a tasa anual, sumando seis periodos consecutivos de caídas y empatando al mayor periodo de retrocesos previo, del tercer trimestre de 1982 al cuarto de 1983, dijeron especialistas de Banco Base.

Comparte