La cena de Navidad mexicana se dispara por la inflación

Muchos son los aficionados mexicanos al deporte y al juego online, que buscan alternativas de ingresos extras en las diferentes casas de apuestas en México cuando la Navidad se acerca.

Y es que, este año ese ingreso extra no vendrá mal, porque a pesar de que el salario mínimo fue aumentado un 14%, diferentes estudios de Anpec la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes, cuentan con respecto al año anterior, la próxima cena de Navidad será considerablemente más cara provocado por la inflación.

La inflación encarece la Navidad mexicana

En su estudio habitual de finales de año, Anpec, destacó en los precios de los alimentos más típicos de las cenas decembrinas del pueblo mexicano, por ejemplo; el pasado año 6 piernas de cerdo rondaban los 750 pesos. Este año, ese desembolso no sería suficiente ya que, para preparar esas mismas seis piezas hace falta desembolsar 950 pesos aproximados, lo que supone seis días de salara mínimo, cantidad que no todo el mundo se puede permitir.

Hay que recordar que el pasado año el salario mínimo llegaba a 123, 22 pesos al día. Ahora, con el aumento del 14%, un trabajador que cobra salario mínimo tendría que recibir, 141,7 pesos. Cantidad imperceptible si tenemos en cuenta que, para noviembre, la inflación en el país sobrepasó el 7%.

Según Anpec, este porcentaje de inflación puede hacer que durante las últimas festividades del año los precios aumenten alrededor del 27%. Por poner un ejemplo, para las familias con pequeños en casa, que suponemos son quienes más notaran heridas su economía, si el año anterior sus festivos rondaban los 6 mil pesos, este año llegará a costar 8.000 sin poder contar con regalos o juguetes, igualmente por el encarecimiento de los mismos.

El presidente de Anpec, Cuauhtémoc Rivera, hace hincapié en mostrar con datos precisos los resultados arrojados por su estudio, con respecto al aumento de precios en fiestas navideñas en comparación con el año anterior, influenciados por la alta inflación y quizás por la incertidumbre sanitaria por el claro aumento de contagios de Covid, que hacen temer nuevas restricciones.  

Anpec comenta que a las familias este año un pavo de aproximadamente 6 kilos, puede costarle 750 pesos, 150 más que el pasado año. Esto hace que se necesiten cinco días y medio de salario, para comprar el pavo navideño.

De igual manera pasa con productos como el bacalao, que ha visto aumentado su precio a 650 pesos por 2 kilos, cuando el pasado 2020 el precio rondaba los 480 pesos.

Así como estos productos aumentaron el tiempo necesario de salario mínimo ara llevarlos a la mesa navideña, el estudio de Anpec también demostró, que hay productos que, aunque incrementaron su precio, en 2021 se podrán seguir comprando con los mismos días de salario mínimo que el año anterior.

Sin ir mas lejos, una botella de tequila del más tradicional, de apenas 950 ml, el año anterior se podía adquirir por 300 pesos, sin embargo, este año el precio alcanza los 360 pesos, lo que es igual a dos días y medio de salario.

Igual pasa con el refresco que pasó de 240 pesos a 300 o los tamales de 400 a 450. Ambos necesitan el mismo tiempo empleado de salario.

Sin duda, tal vez esto hará que a muchas familias le falte algún ingrediente en sus mesas, o que debajo del árbol navideño el número de regalos se vea reducido.

Los comentarios están cerrados.