Ante laguna en la ley, comerciantes abusan de los decibeles

Actualmente los comercios instalados en el centro de San José del Cabo manejan entre 80 y 100 decibeles mientras que la ley indica que el máximo es de 68, informó Blanca Pedrín, empresaria hotelera de Los Cabos

En entrevista para CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos, Blanca Pedrín, empresaria hotelera de Los Cabos, informó que el incremento de contaminación auditiva en el Centro Histórico de San José del Cabo en los últimos tiempos ha sido alarmante, pero lastimosamente la ley no se puede aplicar, pues tiene lagunas que los comerciantes están aprovechando. 

“Se llevó a cabo una reunión con el profesor Leggs, con todos los directores de Ecología, de Inspección Fiscal en donde dio la orden de tener el acercamiento con estos lugares, informarles la norma que ya conocen, enterarlos de que tenían que actualizarse y poner en orden y de no hacerlo se verían obviamente afectados con una clausura”, expresó. 

Centro Histórico de San José del Cabo
Centro Histórico de SJC

Blanca Pedrín explicó que la dependencia facultada para clausurar es Inspección Fiscal, pero lamentablemente la ley tiene lagunas que son aprovechadas por algunos comerciantes, por lo que la situación sigue sin control.

“Para poder hacer una visita, tienes que informarle al establecimiento que vas a ir, obvio, por sentido común y lógica van a evitar que los decibeles sean mayores que los permitidos, entonces aquí se contradice, porque le estoy avisando al que peca, eso tiene que modificarse a través del Cabildo, las visitas deben de ser espontáneas y grabarse en el momento que se tenga una queja o simplemente con inspecciones frecuentes para regular a todos estos establecimientos, a todos estos antros que han venido violando la ley por décadas”, manifestó.

Pedrín señaló que dicha laguna en la ley es una de las razones por la que los comercios en lugar de mantener sus decibeles entre los 65 y 68 conforme a la NOM 01, anda entre los 80-100 decibeles, pues la otra fue la falta de interés en su momento del ahora ex jefe de Inspección Fiscal, y ello, ha ocasionado que la contaminación auditiva sea alarmante, situación que está empezado afectar tranquilidad de las personas que radican en la zona, pero también le crea problemas a los hoteles como el de ella, pues en los últimos dos meses varios  huéspedes han abandonado sus instalaciones ante el ruido.

Finalmente, Blanca Pedrín pidió a las autoridades que inicien a aplicar las leyes, pero también llamó al presidente de Canirac a que sean una agrupación que ayude al ordenamiento y al cumplimiento de la ley, por lo que le solicitó que instruya a sus afiliados a que respeten la normativa.

Los comentarios están cerrados.