¿Cómo se proyectan las pymes exportadoras?

¿Cómo se proyectan las pymes exportadoras teniendo en cuenta su balance 2021?

Gran parte de las empresas en México son pequeñas y medianas y según un estudio de la Demografía de los Negocios (EDN) el 86.6 % de estas sufrieron una disminución económica durante la pandemia. Además, más del 20 % cerraron de forma definitiva ¿Qué nos dice esto? Que para el 2022 hay que adoptar nuevas medidas comerciales.

Las pequeñas y medianas empresas de México que se dedican a exportar han logrado cerrar un pacto con más de diez exportadores a nivel mundial. Este dato fue aportado por la Organización Mundial de Comercio, que se dedica a realizar estudios etnográficos y económicos que aporten nuevas soluciones a futuro.

En vistas al 2022, y gracias a la colaboración de las empresas de factoraje en México, se pudo estipular un incremento en la economía de las industrias. Ante las distintas posibilidades se vuelven reales las formas de crecimiento del país a través de herramientas que cada empresario pudo adoptar.

Hay dos situaciones puntuales que pueden lograr que los exportadores mexicanos no minimicen sus posibilidades y una es la crisis del comercio entre China y Estados Unidos. La otra es la actual cadena de suministro que representa ventajas en lo que respecta a México.

Para que las pequeñas y medianas empresas exportadoras se superen a sí mismas en relación a la crisis del 2020 y del 2021, es posible que reivindiquen su trabajo a través de la búsqueda de alternativas de financiamientos. Es ahí donde ingresan las empresas de factoraje de México al juego.

 

¿Cómo es el escenario actual de las pequeñas y medianas empresas de México?

En principio, antes de hablar en detalle de las herramientas para financiar el comercio de las Pymes, hablaremos de las empresas exportadoras y su presente en este país. Es preciso destacar que hay números para tener en cuenta, que explican el panorama.

El Instituto Nacional de Estadística Geográfica relevó que hay más de seis mil empresas manufactureras de exportación en México. Aproximadamente un 40% de las Pymes de México que comercializan de forma digital y exportan sus productos a Estados Unidos tienen dueñas mujeres, que las dirigen.

Lo que se sabe en relación al e-commerce en México es que más de diez mil de las empresas del país han tenido un notorio crecimiento en relación al uso de las plataformas de venta online. Además, estas empresas han demostrado un aumento considerable de las ventas, que fue de un 200 %.

Aunque el crecimiento en esta cantidad de pequeñas y medianas empresas fue notorio, es claro que aún más de la mitad no está capacitada en el uso de las plataformas y de las ventas online, lo que es interesante porque las empresas que sí usan este sistema tienen un incremento económico considerable.

Entonces, si lo analizamos desde otra perspectiva, además de las herramientas económicas que las empresas deberían incorporar también están las funcionalidades tecnológicas y de nuevos usos de la comunicación y las estrategias de venta.

La incorporación de los canales digitales y de capacitaciones a las empresas son una buena razón para aquellas que buscan la expansión a través de la adaptación al mundo de las competencias.

Las cifras, en lo que va de este 2022, son optimistas para la realidad empresarial de México y más aun con la posibilidad de adoptar medidas que favorezcan el aumento de la economía de cada una de ellas.

Muchos empresarios y emprendedores están interesados en incorporar nuevas tecnologías y para esto acudieron al gobierno mexicano, para capacitarse en relación al uso de las plataformas que se vinculan directamente con el ecommerce.

La Asociación Nacional de Empresario Independientes consideró el pedido de armado de un programa que apoye a los exportadores de México, para que tengan la posibilidad de exportar sus productos con mayor eficacia a través de la incorporación de las nuevas tecnologías que ofrece el mercado.

En la actualidad, pocas empresas utilizan plataformas de ecommerce, lo que sorprende ya que es uno de los métodos más utilizados alrededor del mundo, que propone no solo mayor eficacia sino seguridad en las ventas y agilidad, sin tener que acudir a lo físico, el traslado y el uso de papeles.

Aunque este 2022 ha comenzado con varios avances en materia de exportación para las pymes mexicanas, aún hay varias incertidumbres acerca de cómo estas van a vincular la tecnología con el trabajo que están haciendo hace tiempo. Lo ideal sería que las capacitaciones se efectivicen y comiencen lo antes posible.

Lo que es preciso en este tipo de áreas es mantener una actualización constante en materia de productos y economía, sobre todo si hay lazos comerciales con empresas internacionales que pretenden evolucionar y estar en contacto con pares que estén al nivel de sus demandas.

Hay, por último, algunas recomendaciones para las pequeñas y medianas empresas de México, para que sus negocios se reivindiquen y no sólo lo hagan de forma sostenible sino de un modo más ágil. En primer lugar, incorporar nuevas tecnologías ecommerce para que su trabajo logre una mayor expansión.

En segundo lugar, lo recomendable es la ampliación de los canales de venta ya que al llegar a más público también se contempla la posibilidad de captar a más clientes. Es necesario saber que de cada diez Pymes, 6 empresas venden a través de internet y el 73 % de las Pymes mexicanas lo hace a través de Facebook.

Este dato no es menor ya que las redes sociales y las páginas web ocupan un lugar fundamental en la economía de todos los países del mundo, principalmente luego de la pandemia, donde la compra online protagonizó uno de los hitos históricos del área comercial.

La buena noticia es que aún hay tiempo para realizar estas incorporaciones y no dejar de lado el crecimiento comercial, ya que es uno de los primeros pasos para ampliar la brecha de clientes. Además, la tecnología es un puente para expandir las empresas e incluso hacer que estas puedan tener sedes en otros países.

Los comentarios están cerrados.