Compañía teatral Máscaras prepara la producción “Tarzán no tiene prisa”

Compañía teatral Máscaras prepara la producción “Tarzán no tiene prisa”
Lizbeth Jaimes Galindo Cabo San Lucas.- Máscaras, la compañía de teatro local, prepara su más reciente producción “Tarzán no tiene prisa”, que estrenarán el próximo 1 y 15 de octubre en la sala experimental del Pabellón Cultural. Ricardo Pinzón Gil, director general de la compañía, detalló en entrevista que la obra Tarzán no tiene prisa, nació de un proyecto de los dos ganadores del Diplomado Práctica de Vuelo, enfocado a teatro para niños y jóvenes; el cual se realizó en la ciudad de La Paz el año pasado e inicios de este, por parte de la Secretaría de Cultura y a través del Instituto Sudcaliforniano de Cultura. Detalló que esta obra se produjo de cero y se elaboró la dramaturgia durante este diplomado, en donde les solicitaron hacer una investigación al contexto y a partir de ahí, obtuvieron importantes resultados sobre lo que versa la obra. Y es que Tarzán no tiene prisa, trata de la vida de los hijos cuando sus padres toman la decisión de separarse. A partir de la realidad que viven los niños, se hizo esta obra. De cómo una niña de 8 años, vive la separación de sus padres. Los adultos que acudan, verán cómo es que los niños, a través del personaje de Marisol, se siente con la separación de sus papás. Dejó en claro, que esta obra no tiene el objetivo de aleccionar, sino de provocar ciertas emociones en el público, quien deberá poner de su parte para tener empatía con lo que vive el personaje. La producción cuenta con la participación de 6 actores en escena, 5 adultos y una niña. Se presentará el 1 y el 15 de octubre en la Sala Experimental del Pabellón de la República con funciones a las 7 y media de la noche. Recibirán niños a partir de los 5 años. Habrá cuota de recuperación de 100 pesos, ya que todos los gastos de producción corre a cargo de la compañía teatral. En San José del Cabo ya tienen fecha para el 29 y 30 de octubre en el foro de la Casa de la Cultura Alfredo Green González.
Comparte