Compras de pánico por coronavirus agotan medicina para lupus

Foto: Milenio

Salud (Milenio).- Donald Trump aseguró que su uso podría ayudar a combatir el coronavirus, lo que provocó compras de hasta 30 cajas del medicamento.

Cientos de personas presas del pánico por el coronavirus se abalanzaron a comprar cajas de hidroxicloroquina, un fármaco conocido comercialmente como Plaquénil, que es utilizado para tratar a pacientes con malaria, artritis severa, paludismo y lupus.

Hasta el momento no hay en farmacias en centros comerciales y poco a poco se agota en los hospitales, ¿Por qué escasea? Una de las razones podría ser que el 19 de marzo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su uso podría ayudar a combatir el coronavirus.

“Es una droga para la malaria, que se usa también para una artritis muy seria, que es muy poderosa y está allí desde hace tiempo, así que sabemos que si las cosas no salen como lo planeamos no va a matar a nadie.”, dijo

Por su parte, la Administración de Alimentos y Medicamentos, (FDA por sus siglas en inglés) afirmaba que su uso era utilizado sólo de manera experimental, en tanto la Organización Mundial de la Salud rechazó que haya evidencia de su efectividad ante la Covid-19.

La falsa información hizo eco en México donde, un YouTuber, llamado El Chapucero dijo lo mismo en un video de 11 minutos que se volvió viral.

“Encontraron la cura del Covid-19 y la medicina te cuesta 25 dólares y te cura en tres días”, dijo al inicio del video que circuló también en Facebook con más de 3 millones de reproducciones.

La fake news, o información falsa, provocó el desabasto de la hidroxicloroquina, medicamento vital, sobre todo para los más de 1.5 millones de pacientes en México que padecen lupus.

Agueda G. Abraham, directora del colectivo Lupus Atención YA, en el que convergen al menos diez asociaciones y grupos de pacientes con lupus en México y el mundo, asegura que el medicamento ha escaseado desde hace cinco días, pues “gente que no padece la enfermedad llegaba a las farmacias pidiendo 20 o 30 cajas para almacenar. Así de fácil porque este es un medicamento que se vende sin receta”, dijo la activista quien fue diagnosticada con la enfermedad desde 2008.

El reporte de escasez, ha sido recibido desde todas partes del país. Ely Vera, una joven de 22 años que padece lupus, asegura que en el Estado de México tampoco se puede conseguir el medicamento. Vera fue diagnosticada con Lupus hace dos años, y toma una pastilla de hisdroxicloroquina todos los días.

“No hay en centros comerciales, no hay en farmacias y bueno, si nos perjudica bastante nosotros como pacientes porque es parte de nuestro tratamiento diario que tenemos como pacientes para controlar esta enfermedad tan complicada “, dijo.

​“Esto nos perjudica porque nosotros no podemos dejar de tomarlo. Es nuestro tratamiento y no podemos dejar de tomarlo ni siquiera un día. Esto nos afecta, nos afecta en la enfermedad y en nuestro sistema inmune”, asegura Vania, paciente de Veracruz de 40 años con lupus, quien teme por su vida.

En los hospitales del país, así como en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), la escasez del medicamento también comienza a preocupar, dice el otorrinolaringólogo Alejandro Jiménez, quien también explica el riesgo de automedicarse el fármaco.

“Los chinos la usan en ciertos casos para neumonías complicadas por Covid, pues ayuda a mejorar la respuesta, pero sólo en combinación con otros antivirales y obviamente en protocolos clínicos muy establecidos y estrictos. No es para autorrecetarse. Es como si yo me recetará una quimioterapia, por el amor de Dios”, declara Jiménez.

Ante la escasez del medicamento, algunas farmacias han comenzado a abusar con el precio. En San Luis Potosí, Karla lo buscó por internet y en todas las cadenas, el medicamento para su hija de 15 años estaba agotado. Karla decidió pedir ayuda con sus familiares y amigos en otras ciudades del país y, después, solicitó apoyo por sus redes sociales. Posteriormente, recibió la llamada de una amiga, quien le avisó que, en una pequeña farmacia, al norte de la capital, había hidroxicloroquina. Las pastillas, que costaban menos de 600 pesos, subieron su precio a 800, 33 por ciento encima de su precio normal.

“De hecho me han dicho que en otras farmacias del país donde llega a conseguirse este medicamento se ha triplicado su precio, a mil 800 pesos”, lamentó.

La hidroxicloroquina utilizada de manera equivocada puede ser peligrosa, informó Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

“No se trata de un medicamento inocuo. Puede causar, dolor de cabeza, mareos, pérdida del apetito, malestar estomacal, diarrea, vómitos, sarpullido. Asimismo, se han documentado casos de personas con afecciones en la vista. Una sobredosis causa convulsiones, dificultad para respirar y hasta la muerte”, dijo Reyes Terán.

En el portal Change.org hay dos peticiones realizadas en México, relacionadas a este problema. Piden que la venta de hidroxicloroquina se realice sólo con receta médica y también hacer caso omiso de noticias falsas que sólo generan pánico y ponen en riesgo a los más vulnerables.

Abrir chat
Quieres recibir la mejor información
Powered by