Conciliación y Arbitraje ha retenido demanda laboral 7 años

El señor Jesús Cortez Gómez asegura que su salud se vio afectada por jornadas de 12 por 12, sin embargo, la empresa lo despidió de manera injustificada en el 2015 sin liquidación y la Junta Especial No.3 de la Local de Conciliación y Arbitraje en San José del Cabo recién hizo entrega de la notificación a los abogados de la empresa demandada

Buscando ayuda y hacerse escuchar, el señor Jesús Cortez Gómez acudió a CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos para dar a conocer su caso de despido injustificado y como la Junta Especial No.3 de la Local de Conciliación y Arbitraje en San José del Cabo en lugar de apoyarlo, solo le ha dado largas desde el 2015.

El señor Cortez Gómez, expuso que la empresa de seguridad denominada “Control de Protección y Custodia S.A de C.V” lo despidió en el 2015 luego de que una de sus piernas fuera gravemente afectada por laborar de pie jornadas de 12 por 12, durante la protección de los almacenes que instaló la Comisión Federal de Electricidad en el 2014 por las afectaciones del huracán Odile.

“Me accidenté, empecé a llevar las incapacidades y ya después me dijeron que ya no, que ya estaba despedido, pero no se me liquidó, no se me finiquitó, ni aguinaldo, ni nada. Conciliación y la Defensa del Trabajo que están ubicados en plaza Buganvilias hacen caso omiso, me traen con vueltas, con citas referidas a sabiendas de que estoy lastimado del pie izquierdo a causa del trabajo con una úlcera activa de 10-15 centímetros periférica, me dan citas largas y no me dan laudos o resolución”.

Es así como cansado de que su situación laboral no tenga resolución luego de 7 años es que pide el apoyo de las cámaras y micrófonos de este medio periodístico para que las autoridades municipales, estatales e inclusive el presidente de la república puedan brindarle una mano ya que desde el 2019 el pago de sus incapacidades le fue retirado y si no fuera por el apoyo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya habría perdido sus piernas.

Finalmente, el señor Jesús Cortez Gómez destacó que solo quiere que le entreguen el finiquito que le corresponde, pero lamentablemente y pese a la nueva reforma laboral indica que ningún caso debe exceder de un año para su resolución, apenas el pasado 8 de abril el actuario entregó la notificación de su caso a los abogados de la empresa demandada, y para ello él tuvo que poner de su dinero para la gasolina, de lo contrario y con el obstáculo de la abogada que se le asignó en la Junta de Conciliación y Arbitraje de San José del Cabo quién sabe cuántos años más pasaría.

Los comentarios están cerrados.