Conoce las características esenciales que tiene que tener tu casco de moto

Conoce las características esenciales que tiene que tener tu casco de moto

 

Siguiendo los datos recabados por la OMS, más de 1.2 de individuos fenecen cada año debido a lesiones causadas en accidentes de tránsito, y alrededor de 20 y 50 millones más padecen traumatismos no fatales por la misma circunstancia.

Tiene vigencia desde 2018 la norma NOM-206-SCFI/SSA2-2018 que describe las distintas características de los cascos de protección para motos como método preventivo, en aras de resguardar y proteger la salud.

Además, de conformidad al Reglamento de Tránsito de Ciudad de México, todos los conductores y ocupantes de motos deben cubrir su cabeza con un casco protector cuidadosamente puesto en la cabeza y abrochado.

 

Qué tener presente para comprar un casco de moto

Los factores para elegir cascos para motos suelen ser muy variados a la hora de conducirse en óptimas y legales condiciones.

A la vez de salvar nuestras vidas, el casco es un elemento decisivo para eludir una mala visibilidad, el sonido ambiental derivado del viento o, insectos de toda especie chocando contra nuestro rostro.

A saber:

  • Homologación: aspecto fundamental que atañe directamente a la calidad del casco. Será inobjetable que el mismo haya aprobado todos los controles de seguridad respaldados por un organismo oficial a fines de potenciar nuestra seguridad.

A sabiendas que, para estar auténticamente homologados, estos objetos deben atravesar diferentes pruebas de estrés. Todo fabricante está forzado a efectuar pruebas de durabilidad y seguridad en los cascos puestos a la venta

Muy importante será detenerse a verificar que el casco para motos posea identificación o sello oficial.

  • Buena fijación: Si falla la fijación, nada tendrá sentido. Una falla en las correas y en los anclajes, no serán buenas noticias para el motociclista que cargará sobre su espalda, el riesgo de que puede salírsele de la cabeza.

Detenerse a chequear correctamente que las sujeciones sean adecuadas y abrochen perfectamente a la barbilla.

  • Que la talla del casco sea la correcta: será indispensable que el casco encaje perfecto en nuestra cabeza, sin incomodar ni apretar, pero tampoco quedando holgado a riesgo de que se nos pueda salir.
  • Confortabilidad: remite a este aspecto la ventilación y el acolchonamiento. El diseño de algunos cascos posibilita el ingreso del aire al interior. En virtud de ello, evitaremos la sofocación y transpiración, a menudo, en trayectos largos.

           El acolchado interior constituirá otro requisito imparcial. La preferencia es que este acolchado venga fabricado por algún material lo más confortable posible y repelente a la transpiración. Dará ventaja al momento de lavarlo, por otro lado.

  • Visibilidad máxima: asegurar una buena visibilidad hace a otro aspecto vinculado a la seguridad.

Muchas veces esto resuena paradojalmente en el sentido que, cuanta mayor visibilidad existe, cede la seguridad de un casco.

Por decirlo así, los cascos integrales o cerrados, otorgan mayor cobertura a nuestras cabezas de cualquier golpe, aunque, disminuyan la visibilidad. Seguramente, el piloto deba rotar su cabeza en dirección a ambos lados en sentido horizontal y vertical.

 

  • Visera certificada: tanto como en el casco, la visera deberá contar con la homologación formal.

 

Habrá variedad de modelos según marca del fabricante empero, todas por igual, deberían tener un reaseguro para los rayos uva, los golpes y lluvias.

Los comentarios están cerrados.