Impresora multifuncional de tinta continua: sigue estos consejos para tu compra

Tener en casa una impresora multifuncional de tinta continua es sinónimo de soluciones, ya que puedes utilizarla para imprimir, fotocopiar o escanear cualquier tipo de documento o imagen.

Lo mejor es que puedes hacerlo en alta calidad, escogiendo el papel adecuado y usando la tinta que más te guste. Así no solo ahorrarás dinero, sino también tiempo, e invertirás en calidad para tus trabajos.

Existen varios modelos y marcas que pueden ofrecerte estas cualidades en tu impresora multifuncional. Pero, ¿qué debes tener en cuenta cuando vayas a comprar una? Vamos a contarte algunos puntos, toma nota.

Resolución y velocidad de impresión

Antes que nada, es importante que tengas definido el uso que vas a darle a la impresora. No será lo mismo utilizarla para fotografías profesionales que para textos o imágenes de menor calidad, como tampoco será igual su rendimiento en casa o en la oficina.

Tener eso presente te ayudará al momento de elegir la resolución que necesitarán tus impresiones. Por ejemplo, podrás encontrar impresoras que te ofrezcan de hasta 6000 x 1200 dpi (puntos por pulgada) a color, o 600 x 600 dpi a blanco y negro, asegurando de esa forma una alta calidad para tus imágenes o documentos.

En cuanto a la velocidad, las máquinas la miden de acuerdo a la cantidad de hojas por minuto (PPM) que son capaces de imprimir. Este punto es importante a tener en cuenta si, por ejemplo, piensas adquirir una impresora para tu oficina y tu objetivo es garantizar rapidez y calidad. En ese caso, lo recomendable es que compres una que alcance las 30 ppm en blanco y negro, y las 26 ppm a color.

Fotografía impresa

Inyección: la tinta continua y sus ventajas

Las impresoras multifuncionales pueden contar con un sistema de inyección de tinta o con uno de tinta continua. Veamos los beneficios de optar por esa segunda opción al momento de elegir tu aparato.

Pero antes, ¿en qué consiste el sistema de tinta continua? Se trata de una serie de tanques y cartuchos (uno para cada color: negro, magenta, amarillo y cyan) que están unidos por una pequeña manguera de silicona. A través de ella, la tinta pasa de los tanques a los cartuchos garantizando que siempre estén abastecidos para trabajar.

Este sistema optimiza el uso de tinta, representando así un gran ahorro para tu bolsillo ya que no precisas comprar de forma permanente cartuchos originales. Solo debes asegurarte de tener tinta para los tanques. Y lo mejor es que tu impresión no pierde calidad, al mismo tiempo que resguardas la vida útil de tu impresora y sus cabezales.

Otro punto a favor de la tinta continua es que te permite recargar los tanques con el tipo de productos que necesites de acuerdo a tus necesidades de impresión: puedes colocarle una especial para fotografía o la más adecuada para documentos de texto.

Estas ventajas, además de cuidar tu economía, son claves para proteger el medioambiente, ya que se reducen la producción de cartuchos y los desechos.

Impresiones

Otros beneficios

En la actualidad, puedes acceder a impresoras que, además de cumplir con todos los puntos anteriores, te ofrezcan una experiencia tecnológica avanzada. Entre ellas, la posibilidad de prescindir de cables.

Existen modelos que te permitirán insertar memorias SD y USB directamente en la impresora y hasta enviar tus documentos o imágenes para imprimir a través de la red wifi de tu casa u oficina. Ya no precisarás tenerla al lado de tu computadora ni estar al pendiente de los cables o los drivers: a través de la pantalla led de la impresora podrás controlar todo el trabajo.

Optar por una impresora multifuncional de tinta continua te ahorrará tiempo, dinero y optimizará tu trabajo al darte impresiones de alta calidad a muy bajo costo. Invierte en el modelo que más se adapte a tus necesidades y dile adiós a las filas en las imprentas.

Los comentarios están cerrados.