Cabo San Lucas en riesgo de quedarse sin transporte público

La crisis económica que dejó la pandemia continúa afectando a los transportistas los cuales denunciaron que les es imposible poder pagar las unidades de reciente modelo que adquirieron; mencionaron que corren el riesgo de perder los más de 100 camiones nuevos que fueron comprados por falta de liquidez.

Las últimas semanas se ha vivido un ambiente más relajado en cuanto a caso activos por Covid-19, esto ha permitido que los diferentes sectores económicos comiencen a registrar ganancias, pero esto no quiere decir que se han recuperado en su totalidad después de un paro de prácticamente dos años. 

El transporte público continúa registrando número rojos, debido que durante el 2019 más del 90% de los camiones urbanos renovaron su flotilla, adquirieron unidades con un valor de un millón 700 mil pesos, al no poder pagar en tiempo y forma la mensualidades tuvieron que ser reestructuradas estas deudas,  incrementando el valor de las unidades hasta en más de 2 millones de pesos, comentó el presidente de la Unión de Transporte Colectivo y Urbano en Cabo San Lucas, quien agregó que enfrentan serios problemas económicos. 

“Ahorita están las letras aproximadamente en 35 mil y 42 mil pesos dependiendo las unidades, este paso es mensual. Ahorita son gastos operativos, ahorita no sacamos de otro lado para financiar esto del transporte, pero si mejoro mucho. La verdad ahorita si estamos a un 90% en comparación de antes de la pandemia.”

Esta situación provocó que los transportistas se acercaran al alcalde Óscar Leggs Castro, quien les comentó que analizarán la forma de cómo el ayuntamiento los puede ayudar a poder saldar esta cuantiosa deuda, comentó Arisandy Pineda.

“Nos acercamos el fin de semana pasado con el profesor Óscar Leggs, para comentarle sobre la problemática que tenemos con los créditos y el financiamiento de las unidades que sacamos a crédito. Quedó en plantearnos algo la próxima semana para ver en qué nos puede ayudar y poder salir del problema.”  

 De acuerdo con los transportistas comentaron que las más de 100 unidades nuevas que fueron adquiridas corren el riesgo de perderse al no poder cumplir con el pago en tiempo y forma que establece el contrato de la financiera. Transportistas buscan cómo pueden reestructurar su deuda con la finalidad de que los más de 60 mil usuarios de Cabo San Lucas no se queden sin transporte público.   

“Pues esta tentativo eso, la verdad que algunas agrupaciones que no hemos podido estructurar nuestro créditos. Se está pensando en regresar las unidades, hemos tenido acercamientos con la financiera, estamos tratando de ver cómo nos apoyan. Ya sea con una segunda reestructura o en regresar los camiones, claro que sin afectar el historial crediticio de la empresa.

Todas las agrupaciones tanto en urbanos están al 100 por ciento en unidades financiadas y en colectivos en un 50% cada una de las tres que somos.”        

Actualmente Cabo San Lucas cuenta con 225 unidades de transporte público que no alcanzan a cubrir la gran demanda que existe, de perder más del 50% de las unidades, esto provocaría uno de los problemas más serios de movilidad que se tenga registro en los últimos años.

 

Los comentarios están cerrados.