Dan último adiós a joven arrastrada por corriente de agua en Edomex

Tres días después de que salió de su casa en la colonia La Presa, Ana Karen volvió a su hogar; pero no llevaba la comida que fue a buscar sino que volvió en un ataúd.
Una víctima de las lluvias que azotaron este sitio el domingo, pero parte de una historia que se repite.

El domingo, los padres de Ana Karen se alarmaron al escuchar la lluvia porque las calles de la colonia se transformaron en una avalancha que arrastra a cualquiera a la muerte.

Héctor García, padre de Ana Karen, dice que cada año hay personas y carros que son arrastrados por el agua que baja por las empinadas y resbaladizas calles de la colonia.

En más de una ocasión han exigido que se instalen tubos grandes por debajo de las calles para evitar las inundaciones pero no ha existido gobierno ni partido político que escuche a quienes llegaron hace más de 20 años a este cerro de Tlalnepantla.

–Padres tenían presentimiento

Héctor y Alicia temieron por su hija desde que escucharon el fuerte sonido de la lluvia del domingo.

Ana Karen les dijo que a las tres de la tarde se encontraba cerca de casa y regresaría cuando la lluvia se calmara.

Pero pasó una hora sin saber de ella y casi a las seis, dos policías les avisaron que la joven había tenido un accidente.

Su padre perdió la esperanza cuando vio un video en el que Ana Karen desaparece entre el agua; recordó a la familia que hace años murió al ser arrastrada en su auto.

Héctor no culpa al novio de su hija por lo sucedido, pero sí responsabiliza al gobierno municipal, que atendió muy tarde la emergencia.

“Mi hija no es la primera que cae al sitio, han sido carros enteros, una vez fueron 14 personas que se las llevó el río. Hay más culpabilidad de las autoridades que del muchacho”, apuntó Héctor.

–Sueños

Además de ser una youtuber conocida como Hinata Chan, con miles de seguidores, donde usaba una gama de pelucas para interpretar a sus personajes de Anime, Ana Karen acababa de hacer el examen para ingresar a la carrera de Medicina en el IPN, porque quería ser una persona útil a la sociedad y qué mejor forma de hacer que siendo médico, afirmó su padre.

“Era una niña que todos conocían, siempre andaba con sus papás, nos iba a apoyar a trabajar en el taller de encuadernación que tenemos en la Obrera, le gustaba ganar su dinero”, dijo el padre.

“Para mí es imposible pensar que ya no estará aquí, era mi única hija y éramos muy amigos, ella y yo nos queríamos mucho, nos apoyábamos, platicábamos, todo eso ya no va a ocurrir”.

Después de velarla y despedirla en su casa, Ana Karen será sepultada este jueves en el panteón Jardines del Recuerdo en Tlalnepantla.

Los comentarios están cerrados.