Alistan decisión sobre extradición de Karime Macías

Las autoridades británicas decidirán a más tardar en enero sobre si es o no procedente la extradición de Karime Macías, exesposa de Javier Duarte.

Te puede interesar: Javier Duarte podría quedar libre este año

Karime Macías enfrenta acusaciones en su contra por el presunto desvío de recursos del DIF de Veracruz a una empresa fantasma.

Será el próximo lunes 29 de noviembre el día que se llevará a cabo la última audiencia en que las partes podrán presentar su respectiva evidencia y se anuncia la determinación de la Corte.

 

Argumentos de los fiscales mexicanos

Los fiscales precisaron ante el tribunal británico que Karime Macías tiene una orden de aprehensión desde el 27 de mayo del 2018 interpuesta por la Fiscalía General de Justicia del estado de Veracruz.

Además aseguraron que existe evidencia de un desvío de recursos que se dio durante el tiempo que ella encabezó el DIF por 112 millones de pesos en contratos a una red de empresas fantasma.

Asimismo, existen datos de inteligencia financiera que precisan que si bien Macías no firmó los contratos, sí pudo haber sido la beneficiaria final del dinero.

La defensa

La defensa ha sostenido que Macías ha sido víctima de una persecución política pues ella no fue la responsable de los malos manejos de los recursos, agregando que no hay indicios de que el dinero haya llegado a su cuenta.

También han sostenido lo dicho con varios testigos.

José Antonio Nemi Dib fue uno de los testigos; se desempeñaba como director del DIF Estatal cuando Macías era presidenta del mismo. En algún momento declaró que la exesposa de Duarte sí había participado en los desvíos de recursos.

Sin embargo, Nemi después se retractó, argumentando que su declaración la hizo con presiones y amenazas de la Fiscalía General de Justicia, cuando era encabezada por Jorge Winckler.

 

Las indagatorias

Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad junto a Animal Político dio a conocer que en el 2018, el DIF de Veracruz había desviado más de 415 millones de pesos en contratos a una red de empresas fantasma.

 

Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda

La UIF inició su propia investigación sobre la ruta que habían seguido los recursos, y su conclusión fue que el esquema con el que se triangularon fue complejo con la finalidad de borrar el origen.

Presentó dos denuncias, una ante la FGR y otra ante la Fiscalía de Justicia de Veracruz respectivamente:

  • Una en marzo del 2020 por posible corrupción y lavado de dinero
  • La segunda fue en abril del 2021 en contra de 92 personas y 36 empresas fachada.

Hasta el momento, ninguna de las dos denuncias han tenido un resultado concreto.

Los comentarios están cerrados.