Deja 14 muertos ataque en Coahuila

Deja 14 muertos ataque en Coahuila

Agencia Reforma

Saltillo, Coahuila .-El recrudecimiento de la violencia generada por el crimen organizado volvió al norte de Coahuila en una zona de guerra en la que un comando con decenas de sicarios se enfrentaron a policías y militares con armas de alto poder, unidades artilladas y hasta helicópteros.
Hasta anoche, el saldo oficial del enfrentamiento en el municipio de Villa Unión, ubicado a 65 kilómetros al sur de Piedras Negras, era de al menos 10 pistoleros abatidos y cuatro policías estatales muertos, así como otros seis agentes heridos.
Asimismo se informó del secuestro de seis personas –un adulto y cinco menores de edad– y no se reportaron detenidos.
De acuerdo con autoridades municipales y estatales, un comando de al menos 14 camionetas irrumpió al mediodía en el poblado de Villa Unión, de unos 6 mil habitantes, desatando una balacera que duró unos 90 minutos.
“(Fue) el crimen organizado, en específico el Cártel del Noreste (CDN)”, afirmó ayer el Gobernador de Coahuila, el priista Miguel Riquelme, al preguntársele sobre los responsables del ataque. Dijo que el comando venía de Tamaulipas.
El ataque del convoy armado, que traía unidades con blindaje artesanal y fusiles de alto poder Barrett, hizo recordar masacres realizadas en el pasado por comandos, como la que se cometió en 2011 en Allende, también en el norte de Coahuila.
Al mediodía, según información oficial, el comando empezó a desplazarse por las calles de la localidad, que no había tenido problemas de crimen organizado recientemente.
Los sicarios hicieron blanco en algunos sitios como la Presidencia Municipal, cuya fachada quedó totalmente rafagueada.
Riquelme aseguró que policías estatales y militares resistieron durante más de una hora hasta que llegaron refuerzos por tierra apoyados por tres helicópteros, por lo que los pistoleros huyeron de la comunidad, lo que desató una persecución.
Sin dar detalles, el mandatario dijo que cuatro policías estatales murieron emboscados por los sicarios y que 10 civiles armados fueron abatidos. En su huida, los criminales plagiaron a seis pobladores, aparentemente para que los orientaran entre las brechas que tomaron.
Hasta anoche se había liberado a cuatro menores de edad y se desconocía el paradero de un adulto y otro menor.
El Gobernador, que horas antes había dado su Segundo Informe de Gobierno en Saltillo, arribó a las 18:00 horas a Villa Unión y afirmó que este grupo criminal tenía el objetivo de causar caos y miedo en la entidad.
El priista no aclaró si la incursión era parte de la guerra de cárteles que se padece en el noreste del país.
La operación de los criminales, que también incluyó el incendio de vehículos, se pudo ver a través de videos que se difundieron por redes sociales.