Hombres amenazan que demandarán por difamación

Tras la publicación de la convocatoria conocida como “Machitomanta” por la asamblea Feminista de Baja California Sur, de manera anónima muchas mujeres denunciaron a sus abusadores, acosadores, deudores alimenticios, abandonadores, violentadores, pedófilos, misóginos y demás casos, exponiendo los nombres y fotos de los dichosos “Machitos”.

La convocatoria invitó a las mujeres víctimas de acoso por parte de algún hombre, a romper el silencio a través de sus testimonios anónimos. Mediante una encuesta puesta en la convocatoria la intención era poner en evidencia a todos esos hombres que una vez dañaron a mujeres en Baja California Sur.

En el recuento de denuncias se evidenció que los mayores casos de abuso en contra de la mujer fueron en La Paz con 61 “machitos”, Cabo San Lucas con 31, San José del Cabo con 28, 1 reporte en el Municipio de Loreto, 1 en Mulegé, 1 en Guerrero Negro, 1 en santa Rosalía y 1 más en Comondú, los demás reportes se sumaron que fueron 3 de otros estados de la Republica.

machitomanta

El tipo de agresión o violencia que se vivió de estos hombres fueron los siguientes: 67 de abuso sexual, 47 por acoso, 7 de acoso a menores, 10 de violencia física, 7 de violencia psicológica, 6 Difusores de imágenes intimas o pornografía, 3 reportes de deudores alimenticios, 3 de abandono paternal, 3 de violación, 2 de violencia familiar, 1 reporte de misoginia y 1 reporte de feminicidio de la comunidad de Mulegé.

La publicación virtual generó polémica porque los hombres expuestos se quejaron de la dinámica de denuncia, diciendo que atentaban contra su honor e imagen pública, por lo que surgió la incógnita para varias mujeres: ¿Mi agresor podrá demandar por difamación debido a la publicación de su nombre en la Machitomanta?

A lo que la respuesta es ¡no! ya que desde el año 2007 los delitos de honor como la calumnia y la difamación fueron despenalizados en el Código Penal Federal, por lo que los artículos 350 al 363 fueron derogados.

Precisamente la despenalización de los delitos de difamación y calumnias se da como consecuencia de las recomendaciones realizadas al cuerpo legislativo de México, por el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ya que las penalizaciones de este delito atentaban contra la libertad de expresión y la libertad de prensa, expresadas en el artículo 6 de la Constitución Mexicana.

De allí que el gobierno legislativo de México comenzó a dar los primeros pasos para el cambio y ajuste de la Ley a la situación social actual, a lo que por ahora se sigue trabajando con ello ya que unos estados aun lo siguen contemplando como delito, los cuales son: Hidalgo, Sonora, Campeche, Nuevo León, Yucatán y Zacatecas, pero específicamente en Baja California Sur la difamación no es un delito, por lo que las mujeres que han sido violentadas pueden participar en dichas dinámicas sin temor a una denuncia por difamación o calumnia.

Los comentarios están cerrados.