Denuncian desinformación en caso de ahogados en Isla San Marcos

Dos jóvenes fueron arrastrados al fondo del mar, a la caída de un muelle

 

En el transcurso del domingo 22 de noviembre, la noticia del fallecimiento de dos jóvenes en Isla San Marcos, BCS, llegó a pobladores de Santa Rosalía, ellos eran trabajadores de una obra que se realizaba en un muelle de la isla, sin embargo, la caída de una parte de la estructura terminó por arrastrarlos al fondo del mar alrededor de unos 20 metros. 

Este lamentable evento, del cual se desconoce hasta ahora, si oficialmente fue considerado un accidente o negligencia, fue denunciado por pobladores en redes sociales, quienes argumentaban que la empresa para la cual trabajaban los jóvenes, A&J Offshore, intentaba esconder lo sucedido, información que ahora es confirmada por una fuente anónima. 

Según expuso, los propietarios de la empresa, Héctor Alejandro García y José Guevara, giraron la orden a los empleados, para que declararan ante las autoridades que solo había dos personas sobre dicha estructura cuando en realidad eran 5, uno de ellos Carlos Abrego, precisamente el encargado de la obra y quien comunicó dicha orden al resto de los compañeros. 

La Isla San Marcos es la ubicación de la empresa COMSA, una de las mineras de yeso más grandes en el continente, la cual mantenía como enlace con la obra a la ingeniera Nora, quien presuntamente estuvo al tanto de lo sucedido en todo momento. La terminal marítima es responsabilidad de la Administración Portuaria Integral de BCS.  

En los días del incidente, Alfredo Rembao, quien se presentaba como especialista en Seguridad Industrial, había realizado una publicación a nombre de la mamá de uno de los jóvenes, buscando información sobre el paradero de su hijo, al tiempo que calificaba como ocurrencia la colocación de un arnés de seguridad en la demolición o reparación de un muelle, pues se presumía que los trabajadores fueron arrastrados por esa causa.

Esta versión fue confirmada por la fuente, quien asegura además que los trabajadores no contaban con chaleco salvavidas y que la imprudencia fue tal, que los jóvenes, junto con los otros tres trabajadores fueron sujetados a la estructura del muelle, a pesar de que está en pésimas condiciones y había perdido un poste el día anterior, por si fuera poco agregó, ese mismo domingo se le encimó una estructura llamada portería, dando más peso al frágil muelle, utilizado por la empresa COMSA para sus operaciones. 

Afortunadamente, Carlos Abrego y otro trabajador más lograron salvarse y salvar a un tercer compañero, gracias a su experiencia como nadadores, pero los otros dos jóvenes inevitablemente fueron arrastrados al fondo del mar. 

En este contexto se hace un llamado a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que revise las condiciones laborales de las personas que fallecieron o a las autoridades correspondientes, ya que según la fuente las empresas de este tipo cuentan con una bitácora en la que se registra cada movimiento y la empresa de yeso, contaban con cámaras en el lugar, que podrían ayudar a entender con más claridad lo sucedido.

 

Foto: Archivo

Los comentarios están cerrados.