Derechohabientes del Issste denuncian retrasos para surtir insulina

Derechohabientes del Issste denuncian retrasos para surtir insulina
La Paz.- Nuevamente, a través de una denuncia ciudadana derechohabientes del Issste señalaron que existe nula respuesta e importantes retrasos al surtir recetas de insulina en dicha institución. De acuerdo con Ernesto Hernández López, persona de 72 años con diabetes, en su caso lleva alrededor de 30 días en la espera. Señaló que desde hace 30 años que lidia con la diabetes y nunca había tenido complicaciones para surtirse de insulina en dicha institución, esto a pesar de que ha seguido las instrucciones de contactar vía telefónica y por correo electrónico, en donde señaló que la atención es deficiente, por lo que también se ha visto obligado a acudir a la clínica poniéndose en riesgo.
“Hasta ahora en el Issste no me han surtido la receta y dicen que no hay… nunca contestan… ya voy para un mes de espera y supuestamente nos tienen que surtir cada mes la receta. He estado yendo a cada rato a la clínica, y que no hay, que no ha llegado, que están surtiendo recetas de más, imagínese”, explicó.
Señaló que además de padecer diabetes también enfrenta un diagnóstico de insuficiencia renal y derivado de esta situación, teme que su condición de salud se pueda agravar.
“Yo ocupo dos frascos de insulina y uno de rápida porque yo soy un paciente con insuficiencia renal, y no, pues se empieza uno a sentir mal, como que empiezo a temblar, nerviosismo fuerte y llega un momento en el que no me puedo sostener y tengo que acostarme, y además con el tratamiento que me están dando de hemodiálisis, más, tengo un desgaste físico muy fuerte”, explicó.
Ante esta situación, señaló que ha logrado conseguir insulina por parte de conocidos, y añadió que por su parte resultaría totalmente inviable comprar dicho medicamento, ya que actualmente también costea otras medicinas necesarias para su tratamiento de hemodiálisis que no forman parte del cuadro básico.
“Yo tenía una poca pero ya se me estaba terminando, una persona me regaló una poquita que su familia ya no la necesitaba y con esa me la he ido pasando… yo no tengo trabajo, yo soy una persona desempleada, la única que trabaja aquí es mi esposa y con el tratamiento que estoy recibiendo, tengo que comprar otro que no tienen ellos en el cuadro básico, y pues imagínese”, concluyó.
Comparte