Desprendimiento de glaciar en Italia deja al menos 5 muertos

Una avalancha provocada por el desprendimiento el domingo de una parte del glaciar de la Marmolada, el mayor de la cadena montañosa de los Dolomitas, en los Alpes italianos, dejó al menos cinco muertos y ocho heridos.

“Lamentablemente, cinco personas fueron encontradas sin vida”, dijo Michela Canova, portavoz de los servicios de emergencia, a la AFP. También indicó que había ocho personas heridas, pero que el balance “aún era provisional”.

Dos de los heridos fueron trasladados al hospital de Belluno, otro a Treviso y cinco a Trento, indicó la portavoz, sin ofrecer más detalles sobre la nacionalidad de las víctimas.

Varios helicópteros participan en las operaciones de rescate y de vigilancia.

“Una avalancha de nieve, hielo y roca alcanzó la vía de acceso en un momento en que estaban ahí varios grupos de alpinistas, algunos de los cuales fueron arrastrados”, explicó. “Aún se desconoce el número de alpinistas afectados”, añadió.

Según el departamento de protección civil de la región de Véneto, en el noreste de Italia, “todos los equipos de protección alpina de la zona fueron movilizados”.

El lugar donde se desprendió una parte del glaciar está cerca de Punta Roca, en el camino que se suele usar para llegar a la cima.

– Récord de temperaturas –

El desprendimiento del glaciar se produce un día después de que alcanzara un récord de temperaturas de seis grados. Según expertos citados por el diario italiano Il Corriere della Sera, podrían ocurrir nuevos desprendimientos de hielo.

El de la Marmolada es el mayor glaciar de los Dolomitas, en los Alpes orientales. Situado en la provincia autónoma de Trento, da nacimiento al río Avisio y se asoma al lago Fedaia.

Según un informe del Giec [Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático] difundido el 1 de marzo, el derretimiento del hielo y de la nieve es una de las diez principales amenazas causadas por el calentamiento global, que perturbará los ecosistemas y amenazará algunas infraestructuras.

Según el Giec, los glaciares de los países escandinavos, de Europa central y del Cáucaso podrían perder de 60 a 80% de su masa para finales de siglo.

La vida tradicional de pueblos originarios como los sami de Laponia, que se dedican a la cría de renos, ya se está viendo alterada.

En Canadá y en Rusia, el deshielo del permafrost, la capa de suelo permanentemente congelado, está dificultando las actividades económicas.

EMS

Los comentarios están cerrados.