Diferencias entre las pruebas PCR y de antígenos

La jornada de vacunación ya es parte de nuestra vida diaria. Empezamos por registrarnos para aplicarnos la primera dosis. Entre un escenario de mal información, chismes y teorías de conspiración, la mayoría de nosotros decidimos apostar por el avance científico, y en las investigaciones sobre las nuevas vacunas para tratar de frenar, poco a poco, la desconcertante y odiada pandemia.

A la fecha, la mayoría de la población ya tiene la segunda dosis de vacunación, y se encuentra en la fase por registrar su refuerzo. Aún con el seguimiento y cumplimiento establecido por los órganos de salud, las distintas variantes de la covid-19 nos siguen acosando. Sin embargo, entre vacunas y contagios, existe la esperanza de que la famosa “inmunidad de rebaño” se aproxime o, al menos, que la pandemia pierda la suficiente fuerza letal como para poder sobrellevarla, lo más pronto posible.

Te puede interesar: No se frenará la pandemia solo con dosis de refuerzo: OMS

 

La vacunación no ha sido un obstáculo para que la población se siga contagiando. Ante la variante ómicron, que es más contagiosa que la delta, las pruebas para comprobar si tenemos coronavirus o no, están a la orden del día. Las instancias públicas ya realizan pruebas gratuitas y los laboratorios privados han “abaratado” sus precios.

Ante el gran aumento de casos y la necesidad de detectar a tiempo la enfermedad, surgen dudas. ¿Cuál es la diferencia y eficacia entre una prueba PCR o una de antígenos?

Ante la incertidumbre y desconfianza, hoy te hablaré sobre la confiabilidad de las pruebas, y las ventajas y desventajas entre una PCR y una prueba de antígenos.

Prueba RT-PCR:

 

Estas pruebas detectan la presencia de material genético de un patógeno, mediante una muestra que se extrae de las fosas nasales o de la garganta del paciente. La prueba detecta si el Covid-19 está presente en el organismo. Es considerada como el “estándar de oro” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se habla de que los resultados son casi 100% confiables. Es capaz de detectar el virus desde su fase inicial, aunque esto significa que la prueba tenga un costo mucho más alto que las pruebas rápidas. Su resultado requiere de laboratorio donde se procesa la muestra y el diagnóstico puede tardar unas horas.

Antígenos:

 

Está prueba es más accesible, es más barata y el resultado se obtiene en unos minutos; pero es menos fiable. La prueba detecta las proteínas del virus. Al igual que la PCR, la prueba se realiza a través de una muestra nasal, y los resultados son entre 10 a 15 minutos.

Su eficacia aumenta cuando el paciente presenta mayor carga viral. Las pruebas de antígenos pueden pasar por alto casos de COVID-19 donde el paciente no muestra síntomas.

El problema es que la tasa de falsos negativos es muy alta, puesto que la prueba no detecta si la persona está infectada con el virus en los primeros días; pero si la carga viral es alta, y se acude al laboratorio a los tres días después del inicio de los síntomas, es posible detectar con mayor precisión el resultado. 

En algunos casos es necesario repetir el examen unos días después, siguiendo el consejo de un profesional de la salud.

¿Qué síntomas puede presentar un paciente para realizarse la prueba COVID?

 

  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Tos
  • Pérdida del gusto u olfato
  • O haber tenido contacto con personas infectadas o con sospecha.

 

 

Los comentarios están cerrados.